Mercado de petrolíferos, todavía falta
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mercado de petrolíferos, todavía falta

COMPARTIR

···

Mercado de petrolíferos, todavía falta

26/10/2017
1
 

 

OxxoGas
,

En el marco de la reforma energética el desarrollo del mercado de productos petrolíferos en todos sus eslabones (producción, almacenamiento, distribución y venta final) presenta avances heterogéneos, diversos retos y una regulación que todavía está en proceso. Ello es particularmente relevante ya que uno de los objetivos centrales de la reforma es incrementar la disponibilidad y calidad de los combustibles para empresas y personas, así como pagar precios competitivos. Al menos eso es lo que esperan los consumidores mexicanos, y no sólo que aumenten las inversiones y la producción de petróleo y gas.

Los mayores avances, si es que se les puede denominar así, se registran en el aumento de nuevas marcas de estaciones de servicio para venta final de gasolinas y diésel. De acuerdo con información de la Secretaría de Energía existen solicitudes para 26 marcas, entre las que destacan G500 con participación de la empresa suiza Glencore, que invertirán 700 millones de dólares, y la estadounidense Gulf que busca operar dos mil estaciones de servicio con una inversión de más de 200 millones de dólares, que se sumarían a los grandes grupos como Hidrosina, OxxoGas, PetroSeven, etcétera. Hasta ahora, más que nuevas inversiones, se trata de cambios de nombre en la marca de la franquicia Pemex. Estas gasolineras ya otorgaban un buen servicio, por lo que en todo caso los beneficios al consumidor provendrían de la competencia en precios, si es que llega, y de la instalación de nuevas unidades en el mediano plazo.

En los eslabones de almacenamiento y distribución, los proyectos privados van lentos, en particular para atender los principales cuellos de botella del país. Además de los evidentes en las tres grandes zonas metropolitanas (CDMX, Guadalajara y Monterrey), la infraestructura de almacenamiento es insuficiente en las zonas de Hermosillo, Culiacán y Mexicali; en la frontera norte (Reynosa, Nuevo Laredo y Cd. Juárez), que se asocia a falta de capacidad en Cadereyta y Madero; en la zona del Bajío (León-San Luis Potosí-Aguascalientes); y Progreso-Mérida-Cancún en el sureste. Los ductos en esas regiones, que son el medio de transporte de petrolíferos más barato, tienen elevados niveles de saturación: Guaymas-Hermosillo, Reynosa con Estados Unidos, Tula-Salamanca, Tuxpan-Tula-Azcapotzalco, Salamanca-Zacatecas-Guadalajara y Minatitlán-México. Además, son los más afectados por el robo de combustibles, sobre todo este último.

Con base en información de la Comisión Reguladora de Energía, hasta ahora se han otorgado cuatro permisos para nuevos ductos de petrolíferos (uno en la frontera norte, que iría de Texas a Monterrey) y ¡tres! para la ruta Tuxpan-Tula. A ello se agregan cerca de 20 permisos para instalaciones de almacenamiento de muy diversas capacidades concentradas en el Golfo, centro y centro-norte del país. Muchos proyectos pero, hasta donde se sabe, muy pocos avances en el desarrollo de las inversiones, la mayoría enfocadas a movilizar importaciones.

En producción, los avances en la recuperación de la capacidad de refinación son nulos, y no se diga en su expansión. La importación de gasolinas y diésel ha alcanzado niveles sin precedentes (70 por ciento y 57 por ciento de las ventas totales en agosto pasado, respectivamente). Los rezagos en mantenimiento se acumulan. Al margen del impacto de los fenómenos naturales en Salina Cruz, todas las refinerías operan a muy baja capacidad y las coinversiones de Pemex con empresas privadas para su modernización van muy lentas (a la fecha sólo dos para las plantas de nitrógeno de Cadereyta y Tula).

En el ámbito regulatorio, que incide en la certidumbre y velocidad de las inversiones, los pendientes persisten: reglas para la separación horizontal y vertical en la cadena productiva; condiciones de acceso a instalaciones; disposiciones para tarifas y contabilidad; y sistemas de información de mercados, por mencionar sólo algunos. Así, al tema todavía le falta, y mucho. 

,

* El autor es socio de GEA Grupo de Economistas y Asociados.

Correo: mruizfunes@gmail.com

Twitter: @ruizfunes

También te puede interesar:
México, a la defensiva
Inflación, ¿realmente a la baja?
Danza de cifras en daños por los sismos

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.