Cofece y sus posiciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cofece y sus posiciones

COMPARTIR

···

Cofece y sus posiciones

04/01/2018
1


Cofece (Tomada de snn.imer.gob.mx)
,

A fines del año pasado la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) publicó su posicionamiento en torno a lo que considera los 'pendientes' en esa materia ('Competencia económica, plataforma para el crecimiento 2018-2024'). Como ahí se señala, los principales destinatarios son los partidos políticos y los futuros candidatos a la presidencia de la República. Ello reviste particular importancia porque rara vez una institución autónoma realiza un trabajo de esa naturaleza, además de que le da una amplia difusión en tiempos electorales, lo cual es más que bienvenido. Por otro lado, el posicionamiento de Cofece es relevante ya que pone en la mira de sus investigaciones y acciones a varios sectores de actividad económica y, en buena medida, responsabiliza al Ejecutivo federal de los avances a futuro de la competencia en el país.

La Cofece destaca dos grandes grupos de obstáculos a la competencia. Los primeros corresponden a los factores que limitan la entrada o expansión de las empresas como los niveles de inversión, el reconocimiento de marca y la falta de acceso a redes de distribución, así como las leyes y regulaciones gubernamentales que constituyen barreras a la entrada a los mercados. Los segundos abarcan las conductas de los agentes económicos contrarias a la competencia, como la colusión y el abuso de poder de mercado. En su argumentación, pareciera que para la Cofece el aumento de la competencia es el factor determinante para el crecimiento de la economía, para lo que cita una extensa bibliografía en la materia. Si bien es evidente que el nivel de competencia incide en la expansión económica y en el bienestar de la población, no es el único factor y ello depende de múltiples condiciones generales (macro) y sectoriales (micro).

Por otra parte, afirma que la competencia también tiene efectos positivos en la integridad de los servidores públicos, en las condiciones para los emprendedores, en los alcances de la apertura comercial y en el Estado de derecho. No hay duda de que una mayor competencia contribuye a mejorar la condiciones económicas de un país, pero de ahí a que sea la panacea de todos los problemas hay un largo trecho, en particular si no se complementa y es congruente con otras estrategias y políticas públicas. Sólo hay que ver qué ha pasado con el Sistema Nacional Anticorrupción; el limitado papel que ha jugado el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) para fomentar el desarrollo de nuevas empresas; los impactos para las empresas en varios sectores asociados a prácticas desleales de comercio exterior; o el desastre de los ministerios públicos aún con el nuevo sistema de justicia penal (sin modernizarse la justicia civil y la mercantil).

La Cofece propone cuatro acciones para ser valoradas por los candidatos a la presidencia, todas responsabilidad del Ejecutivo federal y una del Congreso. Emitir tres decretos: Uno para identificar y eliminar las restricciones a la competencia que existen en la regulación federal para sectores relevantes, lo que debería ser la función de la propia Comisión. Dos, que los reglamentos de leyes federales pasen por un análisis previo de la Cofece con opiniones vinculantes; ello, si bien benéfico, podría significar grandes retrasos en la emisión de esa reglamentación. Tres, una revisión por parte de la Cofece de los procesos de contrataciones gubernamentales para evitar subcontrataciones y asignaciones directas, lo que ya se hace. Y cuatro, otorgar incentivos presupuestales a las entidades federativas que fortalezcan sus marcos normativos en pro de la competencia, cuando no es un tema de dinero. Además, propone tener la facultad de ejercer acciones de inconstitucionalidad de las leyes. Si bien la política de competencia debe fortalecerse, no es creando un monstruo institucional de mil tentáculos como se va a lograr.

Los objetivos sectoriales del posicionamiento de la Cofece serán materia de otra contribución en este espacio.

* Socio fundador de GEA Grupo de Economistas y Asociados.

También te puede interesar:

Ocurrencias de (pre) campaña
Transparencia de la industria extractiva, reto para México
Agro, ¿potencia exportadora?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.