Opinión

Marhnos va por CKD
de dos mil millones de pesos

El anuncio del viernes de Grupo Marhnos en relación a la colocación de un nuevo CKD (Certificado de Capital de Desarrollo) en la Bolsa Mexicana de Valores hacia el próximo año, es un aliciente de primer nivel al modelo de asociaciones público-privadas que están viviendo una etapa inicial en el país. Este grupo que encabeza Nicolás Mariscal estará, gracias a este instrumento bursátil, ampliamente habilitado para invertir en los proyectos que está detonando, notoriamente los hospitales que proyecta, financia, construye, equipa y opera.

La historia reciente de Marhnos debe repetirse insistentemente, hasta que quede comprendido en el raciocinio nacional el significado, alcance y relevancia del modelo de asociaciones público-privadas que está empezando a funcionar en el país. Es prácticamente una nueva industria.

Nótese una diferencia fundamental: las empresas que sólo construyen son unas. Sólo edifican. Pero estas otras, como Marhnos, son integrales: proyectan el edificio con todos sus atributos, participan en la licitación, lo construyen en caso de ganar, y obtienen un contrato digamos, por 25 años, para operar el hospital en nombre del gobierno.

Es un modelo redondo que rebasa por mucho la sola construcción.
Marhnos dice haber ganado tres de los siete proyectos licitados más recientes bajo el modelo de asociaciones público-privadas. Se trata de hospitales.

Esta empresa es una estrella para el futuro del país. Si después de las reformas aprobadas efectivamente se abre la llave del flujo de inversión, estaremos ante una de las más sólidas corporaciones de la nueva “industria del desarrollo” (ya no le podremos llamar únicamente “industria de la construcción”).

Marhnos va por mucho. La empresa analiza ya la posible colocación de una Fibra: “probablemente para el área inmobiliaria. En la medida en que desarrollemos masa crítica podríamos pensar en una Fibra”, asegura. Mariscal va por 30 mil metros cuadrados de oficinas rentables en el sector “AA”, que es el adyacente al de los corredores corporativos principales.

No sólo eso. Esta firma desarrolla, con inversión propia, vivienda de interés medio: apartamentos en la ciudad de México que valen, por ejemplo, un millón de pesos. La firma quiere tener una cartera de 10 mil departamentos en 2020.

Marhnos es una firma conducida con estándares de gestión muy institucionales. No se queja, no la escucho quejarse, de que las cosas no funcionan en el sector de la construcción por culpa del gobierno. No. Por el contrario: está viendo oportunidades, y las está aprovechando bajo las nuevas reglas del juego. La búsqueda de su segundo CKD y las primeras reflexiones para una Fibra dan cuenta de ello. Es el tipo de empresa que requerimos en este sector.

Twitter: @SOYCarlosMota