Opinión

Marcelo y los complots

1
 

 

 [Marcelo Ebrard, ex jefe de Gobierno del Distrito Federal. / Cuartoscuro]  

En plena concordancia con el estilo –complotista– de su exjefe Andrés Manuel López Obrador, el señor Marcelo Ebrard ha salido a afirmar que es víctima de un ataque político y de una campaña para destruirlo diseñada y orquestada desde Los Pinos y Gobernación. Lo declaró en radio, sin ofrecer mayor prueba que su propia percepción.

Más aún, el señor López Obrador declaró en estos días: “la experiencia me dice que cuando los medios le dan mucho seguimiento a un tema, es que viene del gobierno de Peña”.

¿Y los hechos señores? ¿Qué hacemos con los contundentes, precisos y muy imparciales hechos señalados por el peritaje de la empresa española realizada a la Línea 12 del Metro? ¿Esos también son parte de un complot?

Es el problema eterno de México, por los pobres aparatos de impartición de justicia, por el descrédito de legisladores y cámaras y por la excesiva politización con que los partidos –todos– manosean la realidad, los abusos, la corrupción, la justicia.

Los diputados hacen una comisión, emiten un fallo sustentado en un reporte técnico internacional contratado exprofeso y Marcelo y sus simpatizantes lo descalifican. Dicen que está amañado para perjudicarlo.

El reporte señala:

• Incompatibilidad de trenes con vías.

• Error estratégico de llantas metálicas para rieles de características distintas. Desgaste, ondulación, vibración riesgosa por niveles de velocidad.

• Trazos elevados y curvas con un peralte inferior al recomendado por los ingenieros.

• Mala calidad de materiales, en durmientes, vías y guardavías.

• Sobregasto en el presupuesto.

• Contratos para arrendamiento de trenes con tarifa cambiaria (peso-dólar) inexplicable.

• Longitud incompatible entre trenes y andenes de estaciones (más largos unos que otros).

Estos son hechos. No apreciaciones políticas de partidos, contendientes o enemigos. Son hechos inocultables señalados bajo el peritaje técnico de especialistas internacionales.

Me parece imposible sostener que son parte de un “complot” político en contra de un personaje.

Más aún, existe evidente conflicto de intereses entre el funcionario designado por el jefe de Gobierno al frente del –también inexplicable– Proyecto Metro, el señor Horcasitas, y el otro del mismo apellido y sangre –hermano carnal– al frente de las operaciones de ICA para el mismo proyecto.

¿Esto también es parte de un complot?

Al señor López Obrador habría que recordarle que en los medios aparecen muchas informaciones con frecuencia e impacto que no provienen de Los Pinos. ¿Recuerda usted la 'casa blanca'?, ¿o es que esa información multicitada y comentada en todo el espectro mediático provino de Los Pinos?

Aquí existen evidentes pruebas testimoniales y técnicas que constituyen la comisión de diferentes delitos: abuso de autoridad, negligencia, desvío de fondos públicos, 'lavado' de dinero, fraude calificado, etcétera. Son hechos, no apreciaciones ni políticas ni jurídicas, son evidencias contundentes.

Si el senador Mario Delgado, corresponsable –como funcionario capitalino en ese momento– de la operación financiera y económica del proyecto, afirma que no hará uso de su fuero como legislador, que lo compruebe y se presente a declarar ante la PGR.

Esto no es un complot político para perseguir a nadie. Bien puede, y sin duda será –es hábito político en México– ser utilizado por partidos, campañas o candidatos para beneficio electoral. Lo que sí es, y los hechos que hoy conocemos –probablemente haya más– lo demuestran, es un fraude de proporciones inimaginables. Tal vez, dicen algunos especialistas, uno de los más grandes en la historia del país. Que rebasa los 50 mil millones de dólares.

La Línea 12 no cerró por ningún complot; no suspendió actividades en 11 estaciones por razones políticas o de persecución personal. El cierre es previo al escándalo de la 'casa blanca' y fue decisión y responsabilidad del gobierno capitalino.

Twitter: @LKourchenko

También te puede interesar:
Lo jurídico y lo político
Lecciones griegas
Más casas