Opinión

Manuel Velasco y su gasto en publicidad


 
Disfrazar los contenidos publicitarios como si fueran editoriales es una práctica común en varios medios electrónicos. Muchos colegas viven atrapados en empresas periodísticas que les obligan a presentar temas como si fueran notas, cuando en realidad es meramente la promoción de algún personaje y sus logros. El periodista sólo embarra su nombre frente al fragmento de la audiencia que percibe la realidad.
 
 
Un ejemplo ostensiblemente grosero de este proceso es lo que ocurre con el gobernador Manuel Velasco, de Chiapas. Prácticamente todos los días, en los noticieros de radio más relevantes a nivel nacional hay información de Manuel Velasco y su extraordinaria capacidad de gobernar. Que si arrancó la construcción de tal o cual infraestructura; que si puso la primera piedra de tal desarrollo; que si dio el banderazo de salida para tal programa social; que si se reunió con personas vulnerables…
 
 
Se ha vuelto común escuchar un resumen de noticias en el que, por ejemplo, la primera nota –informativa–, tiene que ver con los maestros de la CNTE; la segunda –publicitaria–, habla de alguna maravilla del gobernador Velasco; y la tercera –informativa–, remata con un camión que se volteó. Es decir, el contenido publicitario se inserta en medio del contenido noticioso como si fuera algo similar. Es una especie de fórmula.
 
 
Lo molesto de los contenidos publicitarios no es que existan; sino que no se especifique su naturaleza y que se quieran hacer ver como periodísticamente relevantes. En las revistas, por ejemplo, existe la frase “sección especial publicitaria” para diferenciar el contenido periodístico del que no lo es.
 
 
No dudo que Velasco esté ejecutando tareas relevantes en beneficio de sus ciudadanos; y menos aún juzgo moralmente la conveniencia de gastar determinada cantidad de dinero en imagen personal versus las carencias que pueda haber en el estado. El gasto publicitario es adecuado y relevante. ¿Es mucho? ¿Es poco? No lo sé. Pero sería conveniente que si el gobernador Velasco tiene aspiraciones específicas que lo motiven a construir un personaje mediático a escala nacional a través de tanta información que no puede ser sino pagada, por lo menos tenga la pulcritud de aclararlo.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota