Opinión

Manlio, Moreno Valle, AMLO… y 'El Bronco'

  
1
  

  

Manlio Fabio Beltrones

Sin duda ganó estas elecciones la población que refrendó su respaldo a la democracia, aún bajo amenaza de violencia, lo que da una gran legitimidad a las instituciones para actuar contra los desestabilizadores.

Pero hubo ganadores con nombre y apellidos, a los que no hay que perder de vista a partir de ahora.

Manlio Fabio Beltrones se jugó su futuro político en Sonora, al comandar la campaña de Claudia Pavlovich que todas las encuestas daban por perdida. Como exgobernador de ese estado se enfrentó a la maquinaria del mandatario actual, Guillermo Padrés, y le ganó.

El triunfo de la candidata de Manlio fue de un inapelable 48 a 40 sobre el candidato del gobernador Padrés. Beltrones echó mano de toda su capacidad y evitó que el PAN repita en el poder.

La apuesta de Manlio fue grande porque podía perder mucho, y ganó mucho. Demostró que su talento es funcional y no sólo de escritorio. Seguramente lo veremos en el gabinete o en la dirigencia nacional del PRI.

Rafael Moreno Valle es el gran ganador del PAN en estas elecciones, al obtener la victoria más importante del panismo en Puebla en toda su historia. De cuatro distritos se fue al doble: ocho.

Si alguna explicación tiene el triunfo del PAN en Querétaro, hay que buscarla en la operación política de Moreno Valle, que se hizo cargo de la campaña blanquiazul en uno de los estados mejor gobernados del país, por el priista José Calzada.

Con un PAN a la baja a nivel nacional, los triunfos de Moreno Valle en Puebla y en Querétaro lo ponen como el mejor operador de ese partido, que lo puede revitalizar y presentar como un protagonista ante la población. No es un cartucho quemado, sino todo lo contrario.

López Obrador es un ganador de los comicios del domingo porque sacó 8.5 de los votos sin estar en la boleta. Dividió a la izquierda, como quería, y ahora buscará tragarse a la otra mitad.

Va a contar con partido propio, recursos públicos y fuentes de financiamiento para establecer una estructura nacional con la que podrá continuar su campaña hacia la presidencia en condiciones mucho más favorables que las de estos últimos años.

Morena no ganó el domingo, sino que ganó él. Si mañana se le ocurre fundar un partido con el nombre de Vel Rosita, Maestro Limpio o el que sea, va a llevarse todos los votos que tiene Morena. En otras palabras: el partido es él. Eso le da una ventaja operativa invaluable.

Jaime Rodríguez, El Bronco, hizo historia el domingo al ganar la primera gubernatura como candidato independiente. Él es una fractura del PRI, tiene experiencia de gobierno y difícilmente va a cometer locuras mayores al frente de Nuevo León.

Cuenta con un apoyo extraordinario de la ciudadanía, el respaldo de los empresarios y del gobierno federal. El Bronco puede seguir haciendo historia si se conduce con prudencia sin dejar de dar circo.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El PAN se hace viejo
Sorpresas en la elección de ayer
Votar en democracia (Y el mito de la caída de la TV abierta)