Opinión

Manlio, el superhéroe de AMLO

1
 

 

Manlio Fabio Beltrones. (ilustración)

Según López Obrador, Humberto Moreira salió libre en España debido a las gestiones que realizó el líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, por instrucciones de Enrique Peña Nieto.

Es decir, la justicia que puso en prisión domiciliaria a Augusto Pinochet, encarceló y sometió a proceso al exvicepresidente Rodrigo Rato y tiene en el banquillo de los acusados a la hermana del Rey Felipe VI, se doblegó ante un telefonazo del líder de un partido mexicano y soltó a Moreira.

Frente al tamaño de las mentiras que suelta el dos veces derrotado candidato presidencial, preocupa el veneno que esparce entre sus seguidores. El mundo no funciona así como lo pinta.

¿De veras le creen esas mentiras a un personaje como López Obrador?
¿No les da vergüenza que su líder los trate de engañar de esa manera?

Y una pregunta para todo público: ¿son capaces de imaginar en la Presidencia a un fantasioso compulsivo?

En su afán de golpear a Beltrones lo convierte en superhéroe. ¿O así lo ve?

Según la fantasía de AMLO, con una llamada telefónica a la Audiencia Nacional de España, Manlio logró la liberación del exgobernador de Coahuila.

Si lo dice es porque hay quienes se lo creen. Preocupa, pues, el grado de envenenamiento social que ha producido un personaje que se siente Mesías y asume ese papel.

¿Exageran quienes le llaman, burlonamente, “Mesías tropical” a López Obrador? Pues él ya se lo creyó. Peor aún, sus seguidores también están convencidos de que el tabasqueño tiene poderes divinos.

Esta semana, en Villahermosa, perdonó los pecados de un expriista.

Debido a la repetición de elecciones en el municipio de Centro (Villahermosa), el excandidato del PRI, Evaristo Hernández Cruz, se incorporó a Morena pues no lo hicieron candidato nuevamente.

Durante la campaña del año pasado, Hernández Cruz fue acusado de “corrupto” por López Obrador. Un corrupto “integrante de la mafia del poder”.
Pero ahora que cambió de bando, López Obrador tuvo para él las siguientes palabras: “Hernández Cruz ha tomado la decisión de sumarse a la lucha y eso lo exonera”.

O sea, el que se pasa a su lado está exonerado de las ilegalidades cometidas, como es la corrupción.

Fue más allá en su intervención: “todo el que esté en el PRI y decide pasarse a Morena, y se arrepiente de todo lo que pudo haber hecho mal, nosotros pensamos que se le debe perdonar”.

Él es la fuente de la salvación. Si alguien quiere purificarse, pásese de su lado.

No hay que ser muy perspicaz para entender qué hará con la justicia en caso de llegar a la Presidencia. Le perdona todo a los que están con él.
A los demás, persecución, porque son corruptos por el hecho de no seguirlo.

Eso nos espera si gana las elecciones.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Anaya+Basave=locuras
Murat, con más arraigo en Manhattan
Una Constitución, la carta de Mancera