Opinión

Malos juicios contra un mal candidato

 
1
 

 

Donald Trump (Reuters)

He escrito en varias ocasiones sobre la “tentación Veg-o-Matic”; la urgencia por afirmar que la política preferida de una persona resuelve todos los problemas: ¡Rebana! ¡Rebana! ¡Rebana! ¡Hace puré! ¡Crea puestos de trabajo! ¡Aumenta la productividad! ¡Baja el peso sin dieta ni ejercicios!

Pero también está la opción inversa, donde la política que desagrada a una persona hace todo mal: ¡Es inflacionaria! ¡Es contractiva! ¡Provoca acné!

Cuando uno lee afirmaciones Veg-o-Matic, siempre deberíamos sospechar. A veces una política efectivamente mata dos o más pájaros de un solo tiro (por ejemplo, se puede presentar un muy buen argumento en el sentido que la inversión en infraestructura bajo las condiciones actuales crearía puestos de trabajo, mejoraría el crecimiento de largo plazo y las perspectivas fiscales). Pero, conclusiones como esas no deberían aceptarse sin meditar mucho y sin autocrítica; hay que pararse de cabeza para evitar caer en ilusiones.

Esa consideración en sí misma debería haber emitido señales de advertencia sobre (por decir un ejemplo importante) la aceptación de la Gente Muy Seria de la doctrina de la austeridad expansiva. Era demasiado obvio que los promotores de la austeridad querían un motivo para reducir el gasto del gobierno, y tendrían que haber sido extremadamente cuidadosos de estudios que pretendían mostrar que hacerlo de hecho generaría puestos de trabajo en una economía deprimida. El hecho de que, en cambio, se apresuraron a aceptar esos estudios, fue una pésima señal.

En el Estados Unidos moderno, la economía Veg-o-Matic ha tendido a ser una cosa del ala derecha, por un par de motivos. Uno es que si la misión central del partido de alguien es confortar a los cómodos y afligir a los afligidos, esta persona debe afirmar que todo tipo de efectos maravillosos emergerán de lo que, por lo demás, parece una combinación de codicia y crueldad.

Otra es que los partidos son distintos. El Partido Republicano hasta ahora ha podido lograr que todos sus seguidores declaren que estamos en guerra con Eurasia, o Estasia, sin ninguna objeción fuerte de expertos independientes. Los demócratas son una coalición donde los expertos tienen bastante autonomía y al menos creen tener una ética profesional que defender.

El gran ejemplo del razonamiento Veg-o-Matic (en este caso, la versión inversa) puede encontrarse en lo que podríamos llamar la crítica convencional al candidato presidencial republicano Donald Trump.

Twitter:@NYTimeskrugman

También te puede interesar:

Hora de realismo, no de magia

Es mucho lo que está en juego, así que considere la evidencia

¿Por qué los fundamentos económicos son básicos?