Opinión

Mahmoud Abbas: Autócrata y Corrupto

    
1
    

   

Mahmoud Abbas  (Bloomberg)

De acuerdo a una reciente encuesta llevada a cabo en Cisjordania y Jerusalén Este, donde viven alrededor de 2.7 millones de palestinos, dos tercios de los entrevistados expresaron que se oponen a que Mahmoud Abbas (MA) continúe como Presidente de la Autoridad Palestina (AP), que gobierna esos territorios, cuyo cargo asumió en el 2005 con un mandato que expiró en el 2009, al cual se ha aferrado de manera inconstitucional. Los palestinos están hartos de la dictadura y de la corrupción rampante de MH y de sus allegados que los han sometido a condiciones de vida precarias: pobreza, desempleo y represión, principalmente.

MH ha substraído ilegalmente para su beneficio cuantiosos recursos del erario palestino y de la ayuda internacional destinada al desarrollo de la población. La publicación israelí, Hatzad Hasheni en su edición del 20 de septiembre del 2016 señaló que el periodista egipcio Hussein Yousef (HY), de el diario Al-Masri Al Youm, en un informe publicado el 11 de septiembre pasado, describió las actividades del imperio empresarial de la familia de MA: dos de sus hijos poseen un gran consorcio de grandes empresas que se ha encargado del comercio de la Rivera Occidental que incluye compañías de tabaco y cigarros, de electricidad, de mecánica de medios de comunicación, de seguros y de inversiones, entre otras. HY consigna que uno de los hijos de MA ha contrabandeado antigüedades de los denominados territorios ocupados hacia el extranjero y se ha ocupado de la venta de concesiones comerciales. Por lo demás, las redes sociales palestinas han estado publicando diferentes materiales sobre la corrupción de la familia de MA.

Cabe destacar que MA también es Presidente de Fatah, partido político militar fundado en 1957 ó 1959 (las fuentes difieren en cuanto al año) que incluye a la Organización para la Liberación Palestina (OLP), una coalición de movimientos políticos y paramilitares creada por el Consejo Nacional Palestino en Jerusalén en 1964, año en que la Asamblea General de la ONU la reconoció como representante del pueblo palestino, otorgándole la condición de observadora a pesar de que su primer objetivo declarado era la destrucción de Israel, mediante la lucha armada. Ciertamente, la Carta Orgánica de la OLP llamaba abiertamente a la aniquilación de Israel y el retorno de los refugiados palestinos “que huyeron o fueron expulsados” de Israel en 1948 durante la guerra entre ese país y los árabes – palestinos.

Yasser Arafat fue el máximo dirigente del Comité Ejecutivo de la OLP desde 1969 hasta su muerte en el 2004, cuando fue sucedido por MA, quien empezó a tener dificultades con el grupo palestino radical Hamas, fundado en 1987. En este ámbito, Hamas se presentó a las elecciones generales palestinas en el 2006 obteniendo la mayoría absoluta, lo que le otorgó la potestad de formar el gobierno que lideró Ismail Haniye. Después de una serie de enfrentamientos y tensión creciente con su rival Fatah; en 2007 las organizaciones armadas leales a la AP de Hamas en la Franja de Gaza terminaron por expulsar del territorio a los partidarios del Fatah y se hicieron del control de la Franja de Gaza. Desde entonces Hamas gobierna la AP de esta última región, mientras que Fatah mantiene el control de la AP en Cisjordania.

La reacción de Fatha a su derrota en las elecciones del 2006 fue el rechazo de la oferta de Hamas por formar un gobierno de unidad nacional iniciando una guerra civil hasta que tras años de negociaciones finalmente ambas facciones firmaron un acuerdo de reconciliación y se constituyó un gobierno de unidad en el 2014, que en la práctica no ha funcionado.

En este contexto, en la Séptima Conferencia de Fatah realizada en Ramalah en la primera semana de diciembre del 2016, se efectuó una votación para elegir Presidente de ese partido en la que MA fue reelegido para un mandato de 5 años; no se presentaron otros candidatos y los rivales de MA fueron excluidos de la Conferencia a la que asistieron 1,400 delegados, con invitados de 28 países, entre ellos representantes de la ONU.

Se considera que MA, de 81 años, no concluirá su nuevo mandato dado que su estado de salud no es bueno, de aquí que se espera que en breve tiempo la AP nombre a un sucesor, el cual MA quiere que asegure los intereses y la seguridad de sus familiares, teme que tan pronto como se retire, el nuevo liderazgo palestino realizará un ajuste de cuentas con sus dos hijos y confiscará sus bienes e, incluso, los lleve a juicio.

El Consejo Ejecutivo de la OLP ha mantenido discusiones sobre el nombramiento de un adjunto de MA y así evitar lucha de poder; sin embargo, temen que si el nombramiento es unilateral, significará la aprobación oficial a una disputa entre Cisjordania y la Franja de Gaza. Por otra parte, en la Séptima Conferencia de Fatah por primera vez y, de manera oficial, se planteó como posibles sucesores de MA a Marwan Barghoiti (MB) y a Jibril Rajouh (JR); igualmente, MA marcó a Mohammed Dahlan (MD) como “alguien expulsado de Fatah” y que tiene aspiraciones para sucederlo; no obstante, MD tiene apoyo entre palestinos con vínculos terroristas y está respaldado por Egipto y los Emiratos Árabes Unidos. MD ha amenazado con establecer desde fuera una verdadera Fatah, existe la posibilidad que lance una revuelta contra MA.

MB es el líder más popular de la AP y también entre el gabinete de la Franja de Gaza que preside Ismail Haniyeh; MB ha anunciado oficialmente su intención de postularse cuando se retire MH, empero, sus posibilidades electorales en el corto plazo no son elevadas debido a que está encarcelado en Israel cumpliendo una pena de prisión de cinco cadenas perpetuas consecutivas y otros 40 años por actos de terrorismo en los que fueron asesinados y heridos muchos israelíes. Apoya la reconciliación con Hamas y demanda que MA suspenda la cooperación de seguridad con Israel; durante mucho tiempo ha impulsado la desobediencia civil no violenta de los palestinos contra Israel y está a favor de la solución de la creación de dos Estados (Israel y Palestina).

Por otra parte, JR apoya abiertamente a las acciones terroristas de los palestinos, hace pocos años advirtió que si los palestinos tuvieran armas nucleares las usarían inmediatamente. JR fue jefe del aparato de seguridad preventiva de la AP. Como Director Olímpico de los palestinos ha luchado contra el deporte de Israel. Asimismo, participó en la primera intifada (revuelta) de los palestinos y fue deportado a Líbano en 1992 y regresó a Israel en 1994 después de los Acuerdos de Paz de Oslo entre israelíes y palestinos.

En el marco de una próxima elección para elegir a un nuevo Presidente de la AP es previsible que este no sea elegido solo por los electores de Cisjordania, sino que se incluyan a los de Jerusalén Este y a los de la Franja de Gaza con el consecuente riesgo de que Hamas triunfe y se haga cargo del gobierno de la Rivera Occidental, lo que Israel no permitiría dado que Hamas niega la existencia de este último. En este entorno existe el riesgo de que la sucesión de MH conlleve a un vacío de poder con consecuencias negativas para la estabilidad regional.

También te puede interesar:
La resolución 2334
Atrocidades en las guerras del islam radical
Crisis humanitaria en Yemen