Opinión

Madero y Zambrano: como Pedro y el lobo


 
 
Exactamente así se ven y sienten los presidentes del PRD y el PAN, Gustavo Madero y Jesús Zambrano.
 
 
Ambos denunciaron la injerencia dolosa de gobernadores del PRI en los procesos electorales de la semana pasada y la presunta complacencia del gobierno federal pese a la firma de un addendum al Pacto por México, mediante el cual todos los actores políticos se comprometían a respetar la legislación electoral.
 
 
Pero, según Madero y Zambrano, nadie, ni el propio presidente Enrique Peña, respetaron el agregado.
 
 
Pasadas las elecciones y luego del análisis en el que se demuestra que ni al PAN ni al PRD les fue tan peor como se esperaba, los presidentes de ambos partidos fingen querer ponerle a peso las manzanas al gobierno federal con la amenaza reiterada de 'abandonar el Pacto' si no se cumplen las siguientes 5 condiciones:
 
 
“Remediar el incumplimiento al addendum del Pacto, realizando una exhaustiva investigación de irregularidades electorales en las 15 entidades federativas; aprobar las leyes secundarias de las reformas constitucionales logradas mediante el Pacto en materia de educación, de telecomunicaciones y de competencia económica.
 
 
“Realizar un periodo extraordinario para aprobar la reforma política electoral para combatir y erradicar los vicios en las próximas elecciones y acordar las iniciativas de reforma del Estado, incluyendo la reforma política del Distrito Federal y del nuevo régimen político.
 
 
“Acordar las iniciativas de reforma energética y hacendaria’’.
 
 
Salvo el primer punto, el resto están en proceso de negociación; de hecho, hay ya un avance en la redacción de las leyes secundarias en materia educativa y de telecomunicaciones y dentro del propio Pacto se avanza en la redacción de las iniciativas de reforma y energética que, según el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, estarán listas en septiembre, a más tardar.
 
 
Es decir, Madero y Zambrano exigen negociaciones que tienen semanas o meses de estar vivas.
 
Por eso, sólo por eso, pocos les creen las amenazas de abandonar el Pacto.
 
 
Igual que Pedro y el lobo.
 
 
****
 
Un inusual reconocimiento fue el que hizo el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que dirige Francisco Rojas Gutiérrez.
 
Plascencia dijo que la CFE “es una empresa de excelencia patrimonio de todos los mexicanos, que opera con niveles de eficiencia de los que están a gran distancia otras instituciones públicas’’.
 
 
El ombudsman nacional visitó el el Centro Nacional de Control de Energía de la CFE, en donde ofreció una conferencia magistral al personal de la empresa sobre derechos en general; ahí resaltó que la sinergia alcanzada entre la CNDH y la CFE la cual, dijo, “habrá de contribuir a la construcción de un país donde todos asumamos la Constitución como principio y la ley como guía’’. Ojalá.
 
 
***
 
 
El Consejo General del Instituto Federal Electoral celebrará este día una reunión extraordinaria para votar, ahora sí y luego de posponerlo dos veces, el dictamen de gastos consolidados de los partidos políticos en la pasada elección presidencial.
 
 
Como sabe, el dictamen presentado por la Unidad de Fiscalización del IFE establece multas por casi 400 millones de pesos para los partidos políticos por rebase de los topes de campaña, principalmente.
 
 
La alianza entre el PRD, PT y Movimiento Ciudadano será, si se confirma el dictamen, la más castigada, con una multa cercana a los 183,000 millones de pesos.