Opinión

Luna Ramos dice que sí

En los pasillos y salas de la Suprema Corte, el tema es la sucesión que ya está a la vuelta de la esquina.

Y aunque goza de muchas simpatías y respeto de sus pares, el ministro presidente Juan Silva Meza tendrá que entregar la estafeta por ley en los primeros días de enero.

Las cartas están sobre la mesa y son parte del análisis del o la interesada en participar.

En el primer círculo del máximo órgano del Poder Judicial no se hacen bolas y focalizan los análisis y expectativas en dos nombres. Aunque claro, todos tienen chance de participar.

En el caso de la abogada chiapaneca Margarita Beatriz Luna Ramos, la ven bien y con posibilidades de que se dé una interesante decisión que reconozca el papel de las mujeres en terrenos como el del Poder Judicial, donde son mayoría pero no desempeñan los puestos más importantes.

Que se sepa, doña Margarita ya dijo que sí, que le entra.

También está un jurista de carrera, Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien ha ocupado importantes posiciones en varios juzgados del Estado de México tanto en materia civil como en penal.

Aunque la coincidencia de Pardo con los mexiquenses lo ubican muy cerca de Los Pinos, lo que nadie le regatea al abogado de la Escuela Libre de Derecho es su larga carrera en el ámbito judicial.

Depende de los ministros inclinar la balanza, ya sea por una mujer o por otro jurista de prestigio.

¿Usted por quién votaría?

Lluvia de ideas, ¿prestadas?

El tema de los salarios mínimos ya se puso color rojo hormiga. Miguel Ángel Mancera convocó a llevar a un debate nacional su propuesta de aumentar el ingreso base de los trabajadores.

Y como lo han acusado de 'piratería', anoche el líder nacional panista Gustavo Madero aclaró que “elevar el salario mínimo no es una idea que el PAN esté tomando prestada de la izquierda”. Bueno es que lo que propuso no es debate sino consulta. ¿Será?