Opinión

Luis Videgaray, el hombre del momento

 
1
 

 

Luis Videgaray, nuevo Canciller. (Reuters)

Luis Videgaray es el hombre del momento a nivel nacional. Donald Trump es el hombre del momento a nivel internacional. Donald Trump, perdón, quise decir Enrique Peña Nieto, designó a Luis Videgaray como secretario de Relaciones Exteriores. Donald Trump, según su propio dicho, odia a nuestro país y pretende, una vez alcanzada la presidencia de Estados Unidos (EU), levantar un muro entre los dos países, financiado por México. Luis Videgaray tiene un reto enorme en su nuevo encargo: conciliar las relaciones con EU sin poner en riesgo la dignidad de México. Ni más, pero tampoco ni menos.

¿Qué nos espera? Millones de mexicanos viven en EU legal o ilegalmente. Nuestro comercio exterior tiene una fuerte dependencia del vecino del norte. Para bien o para mal, nuestro futuro está ligado a esa estrecha, muy estrecha relación bilateral. Lo único sensato es hacer de ella una fortaleza y no una debilidad. Así de sencillo.

La industria automotriz ha sido un eslabón de particular importancia entre ambos países y ahora es centro de atención de Donald Trump y no para bien. Hemos pasado de simples ensambladores de unidades norteamericanas a productores integrados de las marcas más importantes del mundo. El desarrollo de esta industria ha sido verdaderamente ejemplar y ha generado miles de empleos de calidad, de esos empleos que tanto necesitamos ¿Cuál es su futuro a la luz de la visión del próximo presidente de EU? Dejamos abierta la pregunta, pero queremos subrayar la importancia que para México ha tenido y seguirá teniendo la industria automotriz. No sólo su preservación, también su impulso, es algo que está fuera de discusión y que no puede depender de las decisiones de un gobernante extranjero por poderoso que éste sea. Justo es, entonces, que tomemos oportunamente todas las medidas que se requieran para su sano desarrollo.

Un presidente entrante -el de EU- y un presidente -el nuestro- que termina su gestión a fines del año próximo. El primero, con toda la fuerza del que inicia, el segundo, con la debilidad del que termina. Nuestra relación se vuelve particularmente delicada y por eso la inquietud que hemos manifestado. El papel de Luis Videgaray en la Secretaría de Relaciones Exteriores se vuelve crítico y él, con toda seguridad, lo tiene presente.

No podemos dejar de señalar el delicado papel que también les espera a los futuros candidatos a la presidencia de México en relación con este tema. Su posicionamiento al respecto será de vital importancia para captar la intención del voto ¿Cuál camino tomarán? La defensa de la dignidad de nuestro país es obligada, pero estemos alertas a la forma y el fondo como este delicado asunto se atiende.

Mañana será otro día.

El autor es presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:
Empresas socialmente responsables
Salario mínimo, salario generador de pobreza
Donald Trump en acción