Opinión

Luchar contra
el pernicioso malinchismo mexicano

El desarrollo tecnológico del que escribimos en esta ocasión ha sido galardonado en Europa en donde ganó un concurso mundial; hoy se construyen con este sistema tres mil viviendas en Polonia, en donde recibieron gustosos la innovadora patente mexicana.

El sistema que se aplica allá, ganador entre 300 aspirantes, ha sido ya superado por adecuaciones y mejoras por la “generación” actual de este invento de nombre Magpanel, que permite la construcción sustentable, más económica, con un ahorro en tiempo de construcción y 65 por ciento en ahorro energético.

El sistema constructivo lo desarrolló el arquitecto Emilio Cohen Zaga, director general de ibuilTec, luego de seis años de trabajo y estudio de los sistemas constructivos aplicados en el mundo desde los años treinta a la fecha. El capital invertido en el desarrollo supera los 60 millones de pesos pero ahora es capaz de levantar una vivienda social digna de 50 metros cuadrados habitables para una familia en tan sólo cuatro días.

El desarrollo permite el aislamiento acústico y el ahorro de energía. Se trata de una especie de “Lego” que puede ensamblarse por los miembros mismos de la familia y puede ser aprovechada hasta en edificios de seis niveles. Construcción “en seco” que tiene contemplados ya los espacios para el paso de drenaje y conexiones para luz y teléfono, televisión o internet.

Su nombre es Magpanel. Está basado en paneles interconectables, de alta fortaleza y durabilidad, por estar compuestos de dos placas de concreto de fórmula y molde patentado y un alma de poliestireno expandido de alta densidad. Los paneles conforman los muros y losas de la edificación y se unen a través de conexiones metálicas, creando en conjunto estructuras arquitectónicas de alto desempeño y solidez, aún en zonas de huracanes o movimientos sísmicos elevados.

Este sistema, de alta resistencia al fuego y agua, se presentó en 2011 al concurso internacional convocado por la Unión Europea. Luego de obtener el primer lugar fue sometido a pruebas de laboratorio que comprobaron sus bondades. La unidad habitacional para trabajadores polacos está en marcha y no ha habido contratiempo alguno en su aplicación práctica.

La nueva generación de ese sistema que ganó el concurso hace tres años está en México enfrentándose a los problemas propios del malinchismo mexicano y del “mochatesismo”, corrupción atroz que frena cualquier desarrollo novedoso en el país por ser nacional.. o internacional.

Emilio ha conseguido superar las limitaciones que le representaron la inexistencia de determinadas normas para homologar en el país las disposiciones que hacen posible en Europa el aprovechamiento de su invento. Ya es proveedor del Infonavit y considerada “solución verde”.
Tiene ya, incluso, una planta “portátil” para producir los paneles en sitios de desastres naturales y en cuestión de cuatro horas es capaz de comenzar a producir los materiales necesarios para construir, si fuera el caso, hasta tres mil 600 viviendas en el año.

Ah, claro, lo olvidaba: es tecnología mexicana. Dude de ella porque seguramente es “chafa”, siémbrele problemas y, por supuesto, para su aplicación exíjale el respectivo e institucionalizado “moche”. En Polonia eso no se estila. Por eso ellos están como están, y nosotros como estamos.

Para comunicarse con este empresario al 5395-1546 o a la página www.magpanel.mx

De tin marín…

Hoy Universo Pyme TV a las 10 de la noche. Canal 150 Sky y Cable.

Twitter: @ETORREBLANCAJ