¿Naufraga TMM?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Naufraga TMM?

COMPARTIR

···

¿Naufraga TMM?

12/09/2018

Resulta que la empresa de Pepe Serrano va mal y de malas; con decirles que sus acciones están por los suelos, su deuda asciende a los 600 mdd y dependen enteramente de los ingresos de Pemex y de alguna que otra concesión de puertos. De hecho, han estado buscando asociarse con la famosa Sierra Oil, que tuvo la enorme fortuna de pegarle al gordo con un bloque petrolero que por años lo tuvo Pemex y no encontró nada, pero, ¡oh milagro!, estaba lleno de reservas, por lo que hoy existen ya cuestionamientos del nuevo gobierno para investigar si hubo o no mano negra.

Ahora bien, la idea de dicha alianza era la de obligar a la autoridad portuaria a que les autorizara una concesión exclusiva para construir una terminal de almacenamiento privada en Tuxpan, con la operación de dos barcos simultáneos –lo cual es inviable porque obstaculizaría la entrada del puerto–, afectando a empresas que sí han invertido en infraestructura y respetado la ley.

Pero una vez más nos encontramos con el estilo de TMM, que de todo se queja y que busca, mediante cabilderos y despachos legales, cambiar su pésima situación. Con decirles que hace unos días al Consejo del Puerto de Tuxpan le presentaron tan mal su solicitud, que ni el visto le dieron. Ah, y aunque presumen su cercanía con los de Morena, en Morena dicen: ni los conocemos. Así pues, y como los consejos nunca están de más: también deberían de cambiar de despacho de relaciones públicas.

Más allá del proyecto que presentó Andrés Manuel López Obrador para impulsar a la industria petrolera nacional, la nota es que el presidente electo reunió el sábado pasado, en Villahermosa, Tabasco, a la crema y nata de los empresarios más importantes del país. Lo mismo estaban sentados Ramiro Garza Vargas, de Grupo R, como Luis Vázquez, de Diavaz, así como representantes de CICSA, de Carlos Slim; Perforadora Latina, de Adolfo del Valle; Grupo Galem, de Miguel Alemán, y Blue Marine, de Juan Reynoso Durand. Ojo, ¡eh!, estas empresas no sólo apoyaron los planes de AMLO, sino que mostraron su interés en colaborar con tecnología, talento y recursos en los planes del nuevo director de Pemex, Octavio Romero.

Placeholder block

Se dice que en el equipo de Claudia Sheinbaum se está valorando cambiar la marca CDMX, lo cual sería increíble, por decir lo menos, o por no decir que sería un error garrafal después de todo lo que se le ha invertido. Pero peor aún, que hoy en día es una marca que logró posicionarse a nivel mundial en muy poco tiempo. Ahora bien, ¿se imaginan que llegara un nuevo alcalde a Nueva York y decidiera cambiar la marca I♡NY? Sin temor a equivocarme lo matarían, ¿o no? Ojo, la marca no se asocia con un partido o un gobierno (si así fuera, hubiera ganado el PRD en la ciudad, cosa que evidentemente no pasó jajajaja). Luego entonces, ¿por qué o para qué cambiar lo que funciona? Eso es despilfarro y también podría llamarse corrupción, pues se pagaría nuevamente por un nuevo diseño, una nueva aplicación, una campaña nueva para posicionar la marca desde cero. ¿Todo para qué? De hecho, la sabiduría de los abuelos y de los refranes reza ¡que lo que no está roto, no lo arregles! Ah, y lo mismo a nivel federal.

Placeholder block

Alfonso Romo presentó a su nuevo equipo y no presentó a un nuevo coordinador de marca país. Lo que hace sospechar que desaparecerán la oficina. ¿También la marca? La marca México, que lleva tres sexenios y está hoy más posicionada que nunca. Además, y no es una cuestión menor, que vale mil millones de dólares, de hecho, ya es la más valiosa de América Latina.

Sólo para abrir boca, o mejor dicho para cerrarla, sus resultados tangibles: 1) récord en recepción de turistas, 2) de inversión extranjera directa, y 3) una presencia de nuestro país en el mundo, nunca antes vista.

En resumidas cuentas, el nuevo gobierno de López Obrador y de la Sheinbaum, deben ser responsables para cambiar lo malo, corregir los errores, ahorrar y combatir la corrupción. Pero deben también ser responsables de conservar lo bueno, lo que funciona. Por lo que cambiar la imagen de CDMX o de México y empezar de cero, es... ¡una estupidez!

Placeholder block

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.