La fiesta inolvidable
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La fiesta inolvidable

COMPARTIR

···

La fiesta inolvidable

11/04/2018
Actualización 11/04/2018 - 13:13

Nada como la mitad de la semana para sentarse a leer un buen chisme, ¿o no? Así pues, hoy les traigo todos los pormenores de la fiesta de cumpleaños que se aventó en su casa el expresidente Carlos Salinas de Gortari por sus 70 años. La cita era a las 8:00 pm, pero el grueso de la gente llegó como a las 9:00. No hubo 'dispositivo especial de seguridad', ni cierre de calles para el ingreso de los invitados (unos 200 en total).

El presidente EPN llegó como a las 10:30 pm y saludó a todos los que se le acercaron, muy sonriente, y se detuvo a platicar con Manlio y Diego Fernández de Cevallos; el grupo de empresarios Carlos Peralta, Alonso Ancira, Juan González, entre otros. Además, déjenme platicarles que, con particular afecto, saludó a Silvia Lemus (la viuda de Carlos Fuentes) y a María Antonieta García López Loaeza.

Del gabinete estuvieron Navarrete Prida, José Antonio González, José Narro, Enrique de la Madrid, Ildefonso Guajardo (quien llegó como 'héroe de guerra' de Washington y fue de los más solicitados y felicitados) y el recién estrenado secretario de Agricultura, Baltazar Hinojosa, sí, el mismo que perdió Tamaulipas contra el panista Cabeza de Vaca.

También Rosario Robles (quien estuvo muy solita en una mesa, mucho tiempo) y el superlíder petrolero Carlos Romero Deschamps (quien no se le separó a Diego Fernández de Cevallos), Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa. Virgilio Andrade fue con su esposa y también se le vio en la misma mesa todo el tiempo. De las más saludadoras y sonrientes, Vanessa Rubio, que iba con su esposo, pero se fue temprano para acompañar al candidato Meade a Veracruz.

Dos invitados llegaron en muletas, ¡sí, así como lo está leyendo!, y no fue porque se hayan agarrado a patadas, sino porque, creo yo, la metieron (se vale reírse): Carlos Treviño, de Pemex, y el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Las mesas eran periqueras y salitas tipo lounge y la decoración blanco y azul clarito (ojo: no llegaba a azul PAN, no anden de malpensados y menos armen complots de que CSG ya pactó con Anaya).

Placeholder block

Aunque no había una disposición especial, una sola estaba reservada para el festejado, siempre junto al presidente EPN y unos que iban y venían. De esa mesa, llamémosla 'tú las traes', no se movieron ni el presidente de la Corte, Luis María Aguilar, ni Navarrete Prida; otros, como Guajardo, Alfredo del Mazo, Claudia Ruiz Massieu –muuuy sonriente– o Emilio Gamboa estuvieron un buen rato.

Otros (De la Madrid, Penchyna, Virgilio) pasaban y pasaban cerca, como diciendo ‘invítenme’, pero se quedaron con las ganas. La música fue de DJ, pero como NO se podía platicar, apenas se escuchaba y mandaron bajarle.

La comida fue de El Cuchupetas (callo de hacha, aguachile de camarón, tacos gobernador –que se llaman así, según esto, en honor a Labastida Ochoa– y pescado zarandeado). Pastel de chocolate y dulces mexicanos. El vino fue el famoso Balero, del Valle de Guadalupe.

Ahora bien, dejando de lado el ambiente festivo, hacer una fiesta así, en plena campaña, como diría The Economist: no entienden que no entienden. O será que la hicieron porque si gana 'ya saben quién', ¿muchos de ellos se irán al menos seis años?

Placeholder block

Un dato: ¿Quién creen que está a cargo de la nave central del aeropuerto? Óscar Díaz Palomas, subdelegado de obras de Joel Ortega en la delegación Gustavo A. Madero con AMLO.

Otro dato: ¿Quién creen que es uno de los coordinadores de la campaña de Claudia Sheinbaum? Alfonso Suárez del Real, también muy amigo de Joel Ortega. Ambos, Díaz Palomas y Suárez del Real fueron las manos derechas de Joel Ortega cuando éste recibió el Metro en 2012. ¡Quihúboles! En resumen, el equipo de Mancera que lideró el Metro de 2012 a 2015 ahora está en ambos lados (gobierno federal, NAIM y gente de la Sheinbaum) en posiciones importantes. Siendo aún más específica, en una de esas, el diálogo y la negociación de la mesa entre AMLO, la CMIC y el CCE, pasará por ahí.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.