¿Da miedo AMLO? Pregúntenle a AT&T
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Da miedo AMLO? Pregúntenle a AT&T

COMPARTIR

···

¿Da miedo AMLO? Pregúntenle a AT&T

04/04/2018
Actualización 04/04/2018 - 9:41

Hoy, propios y extraños se andan cortando las venas por si gana 'ya saben quién' y, no lo quiera Dios, echa para atrás las reformas impulsadas por EPN.

Sin embargo, déjenme decirles que platicando con el equipo cercano de AMLO, me aseguran que es casi un hecho que la construcción del NAIM, tras la mesa de análisis aceptada por Castañón, del CCE, en la reunión de la CMIC, seguirá adelante. Por lo que Castañón pasará de ser parte de la 'mafia del poder' a un interlocutor válido perdonado por el mesías, el cual estaría dejando atrás la imagen de autoritario y de que no escucha.

Ahora bien, regresando al meollo de las reformas, ¿por qué no le preguntamos a AT&T su opinión?, pues llevan invertidos en el país la friolera de ocho mil millones de dólares.

En el colmo de las prácticas monopólicas, la SCJN concluyó que quien tenía que fallar sobre la tarifa cero era el IFT, instituto que echó para abajo la reforma de telecomunicaciones, pues le dio al traste a la competencia. Con dicha resolución, todas las demás empresas (Telefónica, AT&T, Televisa o Megacable) tendrán que pagarle al inge Slim por las llamadas terminadas en su red. Siendo todavía más específica, les cuento que las pérdidas de AT&T se estiman en dos mil millones de dólares en 2016 y en mil millones en 2017. Ah, pero esto no es todo, estamos esperando en cualquier momento la resolución por el amparo interpuesto por Telcel para la tarifa on net y off net; es decir, si somos 'club amigos Telcel' no pagamos y si no, ¡pues sí! Entonces, ¿qué mello nos da 'ya sabes quién'?

Placeholder block

Cancelar el NAIM va contra todas las previsiones de una campaña, pues es polémico y puede ganar más adversarios que apoyos. Luego entonces, ¿para qué lo hizo AMLO? Y, sobre todo, ¿para qué la provocación en el foro de quienes lo están construyendo? Según he podido reportear con la gente de López Obrador, estas pudieran ser las implicaciones de la mesa entre su gabinete, el CCE y la CMIC.

La mesa, me dicen, fue desde el principio EL punto para el Peje, para armar una negociación. Y que aunque pudo haber excluido a EPN y a su gobierno, también los invitó. Es obvio que hoy en día todo trae mensaje y bola rápida, como se dice en el beisbol, que ahora comienza a ponerse de moda con el ascenso del Peje.

Luego entonces, al instalarse la mesa, es de preverse que se llegue a algún tipo de acuerdo en el que sobrevivan obras lícitas y se dé por tierra con operaciones dudosas (de haberlas). Y súmele que, para quienes sostienen que AMLO es un radical sin límite, los radicales no convocan a mesas de negociación y menos en campaña. Por lo que el tiempo nos dirá qué sucede.

Placeholder block

Sin premeditarlo, la 35 asamblea del CCE sirvió para que durante varios minutos coincidieran en el registro los rivales políticos: Enrique Ochoa, Yeidckol Polevnsky, Damián Zepeda y Luis Castro Obregón. Un tanto sonrientes, un tanto a fuerza, tuvieron que dialogar y acceder a las fotografías y a las selfies que les pedían los empresarios al verlos a todos juntos.

Esta comida, además, se sumó a los eventos de despedida del presidente EPN: “esta será la última asamblea a la que asista como mandatario” dijo. A lo que respondió Juan Pablo Castañón: “Hemos trabajado bien durante estos cinco años”.

Otro superchisme que les tengo fue cuando Luis Castro les preguntó a Enrique Ochoa y a Damián Zepeda, delante de Yeidckol, ¿quién fue el del video de la 'niña bien'?

Acto seguido, todos se rieron y Yeidckol dijo que pudo haber sido Enrique Alfaro, porque lleva mala relación con la Iglesia y así la echaba a pelear con Morena. ¡Quihúboles! Ah, y cómo dejar de mencionar que todos coincidieron por sus apariciones en debates, que los más difíciles son los de López-Dóriga, porque si se pasan de tiempo les bajan el micrófono. Y que a ninguno de los cuatro presidentes de partido les tocó compartir mesa, ¿habrá sido por precaución por si se calentaban los ánimos, o la sopa estaba fría?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.