Opinión

Los usuarios voraces

   
1
 

 

 [Bloomberg] El aparato de 66 antenas es capaz de realizar hasta 17,000 billones de operaciones por segundo. 

A principios del año comentamos en este espacio la posibilidad de generar ingresos adicionales a favor del Estado mexicano por alrededor de 150 mil millones de pesos, si se licitara a operadores privados la banda 700, en lugar de destinarla a la llamada “red compartida” que administrará el Estado.

Amén de los ingresos derivados de la licitación, el Estado obtendría ahorros considerables al no tener que gastar un centavo en la instalación y operación de dicha red.

Un excelente ejemplo de cómo dar un uso óptimo del espectro radioeléctrico y obtener recursos públicos frescos lo tenemos en Estados Unidos. El pasado 29 de enero de 2015 la Comisión Federal de Comunicaciones finalizó la licitación para las bandas 1695-1710 MHz, 1755-1780 MHz y 2155-2180 MHz.

En total se licitaron 65 MHz (25 MHz menos de los que dispone el Estado mexicano en la banda de 700) y se obtuvieron 41 mil millones de dólares con 31 adjudicatarios privados. Se ha logrado una triada virtuosa: los usuarios obtienen más y mejores servicios, se generan competencia e inversiones y el Estado obtiene cuantiosos recursos.

Nunca se habían visto tales ingresos por la licitación de bandas de frecuencias en Estados Unidos. El hecho tiene una explicación primaria: el espectro radioeléctrico cada día es un recurso más valioso dada la ¨voracidad¨, con incrementos exponenciales, con la que los usuarios de servicios inalámbricos de telecomunicaciones consumen paquetes de información. Ley de la oferta y la demanda.

Por supuesto, se trata de algo muy positivo, pues es indicativo de la mayor penetración de las tecnologías de la información y las comunicaciones. En México, afortunadamente, está ocurriendo lo mismo. Pero debemos prepararnos para el futuro y buscar el uso más eficiente del espectro radioeléctrico, sin retórica, improvisaciones ni riesgos innecesarios.

Volviendo al tema de los ingresos públicos –y tan sólo para contextualizar–, si se obtuvieran los 150 mil millones de pesos por la licitación de la banda de 700 MHz, equivaldría casi al total de la recaudación que se prevé para 2015 del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, IEPS (159.9 mmdp), o bien a 22 veces lo que se recaudará este año por el Impuesto sobre Automóviles Nuevos, ISAN (6.6 mmdp), o 5.4 veces lo que se recauda por la importación y exportación en los impuestos al comercio exterior (27.8 mmdp), o bien casi 13 veces el recorte del Ramo 09 “Comunicaciones y Transportes” (11.7 mil millones de pesos) anunciado el pasado 30 de enero por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Lo de menos es tener que recordar lo valioso que es el espectro radioeléctrico. Es necesario que las políticas públicas se armonicen a las buenas prácticas internacionales.

Hay que distinguir entre los auténticos principios constitucionales, como lo son la dignidad humana, la división de poderes, la soberanía nacional o los derechos sociales, frente a una regla de política pública montada en la Constitución (como un mecanismo para evitar su discusión a fondo, desde el punto de vista técnico, económico, financiero y legal) que se puede corregir.

También te puede interesar:
​Hay límites
150 mil millones adicionales para el fisco
​¿En qué se quiebra la cabeza el IFT?