Opinión

Sismos y aseguradoras: Las interrogantes

 
1
 

 

sismo

Los sismos de septiembre abrieron la puerta a una serie de interrogantes dentro del sistema financiero que afectan no sólo a las personas que han sido damnificadas por este fenómeno natural, sino a todos, incluidas las autoridades, bancos y aseguradoras que, reconocen, tendrán un largo camino para resolver muchas de ellas.

Como ya les habíamos comentado en columnas anteriores, el tema del seguro en los créditos hipotecarios sin duda abrirá el debate en varios frentes, desde explicar bien a los asegurados que dependiendo de con qué banco tengan el financiamiento es el tipo de seguro que tienen y que varían mucho las condiciones.

En unos casos, la cruda verdad, es que ellos no están asegurados, sino que es el saldo insoluto, es decir, sólo se le pagará al banco otorgante del crédito el monto de la deuda contraída, además de que no recibirán ni el enganche que dieron. Más bien que vayan pensando en no recuperar nada. Detallarles, por ejemplo, que su crédito hipotecario tiene un seguro limitado para contenidos, ya que hoy hay reclamos para las aseguradoras, cuando son los bancos quienes contratan este tipo de pólizas, y ahí ni bancos ni aseguradoras explican a detalle que quizá deban contratar una cobertura adicional.

Para la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) este es un tema que buscarán tratar en el momento oportuno a nivel gremial con su contraparte, la Asociación de Bancos de México (ABM), ya que en este momento atienden las indemnizaciones. Pero tendrán que hacer un análisis de todos los créditos hipotecarios y sus seguros contratados, de cuáles son las mejores prácticas que se tienen que desarrollar, el asegurar completo el valor del inmueble, que sea el valor destructible, ya que ante el 'auge inmobiliario' esto hace que los valores destructibles estén por debajo de los valores comerciales.

Este tema, reconoce Recaredo Arias, director de la AMIS, ya se está estudiando y evaluando con las compañías: asegurar, como en algunos casos en automóviles, no a valor de construcción, no a valor destructible, sino a valor convenido. Un cambio que de lograrse sería beneficioso para todos, aunque esto también podría implicar un aumento en el costo de la póliza que hoy se paga, pero se tendría un seguro más completo.

Otro tema que las aseguradoras analizan es su intervención en los reglamentos de construcción. Así como lo han hecho en Baja California y Quintana Roo por los huracanes, buscan hacerlo en las entidades con mayor actividad sísmica. Si bien consideran los códigos actuales son adecuados, el tema es que se cumplan.

Un ejemplo: En México, Inbursa —que da créditos a constructores— vigila cada semana el desarrollo de la obra, toma fotos y videos sobre cómo va el avance. Quizás sería bueno que eso sea tomado como obligatorio para todos los constructores, videos en la red para que todas las personas puedan ver materiales, construcción y cómo avanza la obra.

Y el tema más importante, sin duda, sería un seguro obligatorio para los regímenes en condominio y las viviendas en general, que propondrá la AMIS, así como ya sucede en alguna ciudad de Nuevo León o ya se propone en otros municipios como en Guadalajara. Incluso en el Congreso, para la Ciudad de México, se pretende que como parte del impuesto predial se tenga un seguro de vivienda contra daños. Por lo pronto, la moneda está en el aire. 

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
¿Qué debe tener una Fintech para que inviertan en ella?
Infonavit o bancos, ¿quién ha actuado mejor tras los sismos?
¿Cuál banco es el campeón en fraudes cibernéticos?