Opinión

Los senadores y la reforma de las telecomunicaciones


El Senado va a hacerse notar en la reforma en materia de telecomunicaciones.
 
Si todavía había alguien que pensara que la reforma de las telecomunicaciones va a salir del Senado sin ningún cambio, más vale que vaya olvidándolo.
 
Pero si hay alguien que cree que van a darse cambios sustanciales y se va a modificar el sentido general de la reforma, también se va a llevar un chasco.
 
Las mesas que han organizado los senadores cumplirán el propósito de que aquellos que están interesados o se sienten involucrados, habrán sido escuchados... que no necesariamente tomados en cuenta.
 
Sin embargo, habrá desfilado por la Cámara baja una gran cantidad de protagonistas del tema. Hoy mismo, todavía es el turno de los reguladores.
 
Aquí entre nos, por cierto, le digo que los integrantes de la Cofetel se reunieron con el titular de la SCT, quien, con las maneras atentas que caracterizan su trato, les dio las gracias por el esfuerzo y el tiempo que dedicaron al organismo regulador.
 
Se interpretó como una despedida, o como quien dice, que no van a tener el visto bueno de aspirantes al Ifetel...si es que al final calificaran para participar.
 
Pero regresando a las modificaciones de la reforma, todo indica que aunque importantes no van a ser de sustancia.
 
Por ejemplo, se habla precisamente de que las exclusiones para ser miembro del Ifetel se van a acotar en el tiempo a no haber sido en el último año integrante de alguna empresa regulada o funcionario público del sector, lo que ampliará el número de prospectos.
 
También se comenta que se va a cambiar la mecánica de integración y que ya no habrá ese extraño "consejo de admisión", que tendría al INEGI, Banxico y al Instituto Nacional de Evaluación, sino que simplemente será una terna propuesta por el Ejecutivo al Senado, quien va a elegir o rechazar.
 
Hay otros aspectos, sobre todo de consistencia interna de las iniciativas, que deberá corregirse, como el tema de los porcentajes de la IED diferenciadas para radiodifusión y telecomunicaciones, cuando se supone que habrá una sola concesión en el futuro que amparará todos los servicios.
 
Igualmente, se prevén cambios en el artículo 16º transitorio del decreto de reforma, a propósito del servicio que debería ofrecer el Estado en la banda de 700 Mhz por lo oneroso de las inversiones requeridas para establecerlo.
 
En fin, seguramente hay más detalles que se modificarán.
 
La intención que existe es que la reforma pueda ser votada en el pleno del Senado a finales de la próxima semana o a principios de la siguiente, con el propósito de que haya el tiempo necesario para que los diputados le den luz verde.
 
De hecho, los cambios que van a hacer los senadores en buena medida ya estarán "planchados" con los diputados y no habrá ninguna dificultad para que pasen por las dos cámaras.
 
Todos los cambios de fondo, como por ejemplo la reconsideración de la autonomía del Ifetel, no van a prosperar, aunque es probable que algunos legisladores insistan en formularlos.
 
Las cuotas del IMSS
 
Todo indica que la nueva manera de medir el salario base de cotización del IMSS va a ir hacia delante.
 
Hay consenso de los partidos en que si hay subcotización, ésta debe corregirse.
 
Resulta poco sustentable el señalamiento de que toda la IP paga correctamente y que no hay subvaluación.
 
Pero no hay que perder de vista que el efecto de la reforma no va a darse en la mayoría de las empresas, sino sobre todo en las grandes, que integran ayudas de vivienda o despensa a la remuneración.
Para las Pymes, en su mayoría, no va a darse ningún cambio.
enrique.quintana@elfinanciero.com.mx