Opinión

Los retos de un
RP profesional

Ante los retos, cada vez más exigentes, de una economía globalizada la función de los especialistas y asesores de Relaciones Públicas (RP) requiere una mayor profesionalización y actualización permanente para sumarse efectivamente a las demandas de la integración productiva.

Hoy, los sectores industriales, las empresas y las marcas mexicanas compiten con los mejores del mundo en términos de productividad, capacidad innovadora, con estrategias de mercado cada vez más agresivas y bajo políticas de apertura comercial. De ahí la importancia de contar con profesionales de comunicación corporativa, RP y gubernamentales mejor preparados para generar estrategias integrales de alcance nacional e internacional.

Actualmente el papel estratégico del publirrelacionista como parte esencial de las campañas de mercadotecnia y comunicación corporativa se ha fortalecido, no sólo con la actualización académica y el dominio de por lo menos dos idiomas , sino al integrar su conocimiento a equipos multidisciplinarios, que suman las habilidades de la comunicación institucional, el diseño del discurso y los mensajes clave; como complemento de las campañas publicitarias y a través del manejo estratégico de las redes sociales (campañas virales, Facebook, Twitter y blogs especializados…) para llegar efectivamente a las audiencias meta.

Así, resulta imprescindible involucrarse de forma integral a la planeación estratégica, al diseño de información dirigida a los medios de comunicación y al análisis inteligente de temas y contextos de coyuntura para proyectar diferentes escenarios de acción de acuerdo con los objetivos de la campaña y las metas planteadas.

Uno de los mayores retos de las agencias de RP consiste en desarrollar estrategias integrales e innovadoras, que articulen el diseño de la comunicación institucional, la mercadotecnia, la publicidad, la información de interés periodístico, el manejo efectivo de las redes sociales, el fortalecimiento la imagen empresarial, directiva y comercial, el conocimiento de las políticas de competitividad industrial y comercial y contar con información de primera mano, valiosa para el sector en donde se desarrolla.

Las estrategias de comunicación y RP están obligadas a tener un enfoque integral a nivel empresarial y sectorial, a ofrecer ventajas competitivas y creativas, basadas en los avances de la tecnología y en los cambios globales para que sus clientes y empresas puedan proyectarse exitosamente hacia nuevos mercados.