Opinión

Los retos de 2014


 
Comencé el 2014 escuchando la queja-preocupación de una persona que no sabe cómo lidiar con el pago del IVA a partir de este año. Trabaja en una estética. Le angustia tener que pagar 16 por ciento de impuesto, pero sabe que no puede aumentar el precio de lo que cobra por sus servicios en la misma proporción.
 
Está considerando dejar la estética, un negocio establecido, que da empleos y paga impuestos, para comenzar a trabajar a domicilio y evitar así el pago del IVA. Vive al día y se pregunta si ese nuevo ‘problema’ se debe a que regresó el PRI a la presidencia. Ese caso se multiplica por millones en el país.
 
 
La preocupación de todos esos millones de mexicanos que tendrán que pagar más impuestos sin una mejora notable en su economía, es sólo parte de los retos que presenta este 2014 al presidente y su gobierno.
 
 
El año 2013 será para recordar en más de un sentido. El triunfo contundente del presidente Enrique Peña Nieto fue en el ámbito político, pero se vio opacado por el comportamiento de la economía en su primer año de gobierno.
 
 
Apenas regresó a las actividades oficiales, se reiteró la promesa presidencial, luego de aprobadas las reformas: “2014 debe ser un año que nos permita traducir lo que han sido cambios estructurales en beneficios tangibles para la población, debe ser un año que nos permita crecer económicamente, debe ser un año en que en el crecimiento económico encontremos mayores fórmulas e instrumentos para combatir la pobreza y la marginación y sobre todo la desigualdad que lamentablemente se vive en varias regiones del país”.
 
 
Ahí está el reto para este año. Los resultados, los avances y los beneficios deberán ser claros y rápidos. Ya no habrá pretextos, ni paciencia. La oposición estará atenta al desempeño del gobierno, mientras afilan sus armas de cara a las elecciones de 2015, antesala de las presidenciales de 2018.
 
¡Feliz año nuevo a todos!
 
Por cierto...
 
 
En medio de la ola de aumentos que nos avasalla cada inicio de año, una buena para los 6 millones 345 mil beneficiarios con los que cerró Liconsa el 2013: el precio del litro de leche fortificada seguirá siendo 4.50 pesos, aunque su precio real sea 9.50 pesos.
 
Hasta el miércoles.