Opinión

Los 8 principales determinantes de las expectativas para el 2018

 
1
 

 

2018

En la víspera de conocer la propuesta hacendaria de lo que se conoce como el Paquete Económico 2018 conviene valorar cuales podrían ser los determinantes del escenario económico para el próximo año.

En Bursamétrica hemos detectado los que consideramos serán los 8 principales factores determinantes de las expectativas para el 2018.

I. Posibles eventos geopolíticos: Por ahora identificamos los siguientes conflictos potenciales relevantes: a) Conflicto EU-Corea del Norte, b) Conflicto EU-Irán, c) Conflicto EU-Siria, y d) Conflicto EU-Venezuela. Basándonos en los acontecimientos recientes, no creemos que vaya a darse una intervención militar o que se desate una guerra, pero no descartamos que se den distintos episodios de alta tensión en estos cuatro frentes.

II. Economía de los Estados Unidos: Aquí tenemos dos eventos críticos. El primero, se refiere a la posibilidad de que se inicie un proceso de ‘Impeachment’ en contra del presidente Trump. Lo que creemos que tiene una mayor probabilidad de ocurrencia después de las elecciones de los legisladores después de noviembre del 2018. El segundo factor será la Reforma Fiscal que el Congreso le apruebe a Trump. Aquí pensamos que las reducciones de impuestos no podrán ser tan agresivas como lo prometió, pero si creemos que se dará alguna política fiscal ofertista, que aliente la inversión privada.

III. Mercado internacional de petróleo: Nuestro escenario principal es que el acuerdo entre países miembros de la OPEP y países no miembros de recorte de la producción se mantendrá, y que pudiera reforzarse ligeramente.

IV. Política monetaria internacional: Después de 7 años de una exagerada creación de medios de pagos por parte de los 3 principales bancos centrales del planeta, pensamos que la normalización de las políticas monetarias laxas será sumamente gradual. En lo que respecta al Banco Central del Euro, creemos que a finales de este año anunciará una nueva disminución en su programa de creación de dinero, y que hacia finales del 2018 pudiera elevar su tasa de referencia para salir del plano negativo al plano positivo. Para el Banco Central de Japón creemos que podría anunciar una primera disminución en su programa monetario hacia finales del año entrante.

V. Negociación del TLCAN: Nuestro escenario básico es que el Tratado se mantendrá entre los 3 países, y que la primera fase de negociaciones saldrá adelante hasta diciembre de este año. Pero vemos posible un escenario de mucho mayor presión en las negociaciones en los temas más delicados, como el de la solución de controversias (Capitulo 19). Lo que pudiera retrasar la aprobación del tratado 2.0 por parte de los congresos hacia finales del 2018 y principios del 2019. Este será un factor que generará ruido en los mercados financieros e incertidumbre para la inversión productiva.

VI. Escenarios políticos domésticos: Ante el proceso de las elecciones presidenciales vemos dos fases: La fase de las campañas preelectorales y la fase post-elecciones. En la primera, será muy relevante para el entorno y las expectativas si se logra conformar un frente amplio entre el PAN, PRD y otras fuerzas políticas para contender en las elecciones, lo cual implica que el voto se dividirá entre tres opciones. Un segundo escenario es que al no lograrse configurar una alianza entre el PAN y el PRD el voto se fragmentará más entre más opciones, lo que eleva la probabilidad de que gane Morena o el PRI. En cuanto a los escenarios post-electorales: en ningún caso vemos que el que gane, se quede con el control del Congreso.

VIII. Política Monetaria del Banco de México. Por último, en cuanto a la política monetaria del Banco de México, nuestro escenario básico es que se va a mantener la tasa de referencia en el 7% hasta después de las elecciones.

* El autor es presidente de Bursamétrica.

Correo: eofarrills@bursametrica.com

Twitter: @EOFarrilS59

También te puede interesar:
La economía mexicana, se apagan los motores del crecimiento
¿Qué podríamos hacer para atenuar la desaceleración?
¿Cómo evitar la crisis de las pensiones?