Opinión

Los pasos de Cemex hacia el grado de inversión

1
 

 

Cemex (Archivo)

Cemex sigue dando pasos hacia su objetivo de recuperar el grado de inversión, que podría obtener en el mediano plazo si continúa fortaleciendo su perfil crediticio.

La cementera mexicana anunció la semana pasada un plan para vender activos por hasta mil 500 millones de dólares en los próximos 12 a 18 meses.

Además prevé generar ahorros por unos 300 millones de dólares producto de reducciones en sus costos y gastos, así como pagar al menos 500 millones de su deuda con recursos de la venta de activos. Su deuda total es de 16 mil 300 millones de dólares.

Las tres medidas, entre otras, están enfocadas a retomar una estructura de capital de grado de inversión, que es una de las prioridades de la compañía con sede en Monterrey y que el año pasado vivió una transición directiva tras la muerte de su presidente, Lorenzo Zambrano.

Según el director general de Cemex, Fernando González, la estrategia incluye medidas para mejorar el flujo de operación, que en el cuarto trimestre de 2014 creció 16 por ciento anual, por arriba de lo esperado por el mercado.

A mediados de enero, Standard & Poor’s (S&P) revisó la perspectiva de las calificaciones de la cementera de 'estable' a 'positiva', gracias a su favorable desempeño financiero y operativo.

La calificación de riesgo crediticio en escala global fue confirmada en B+, lo cual quiere decir que está en proceso de recuperar el grado de inversión que perdió en 2007 tras la compra de Rinker.

“La perspectiva positiva refleja nuestra opinión de que Cemex continuará mejorando su desempeño operativo, guiado por el crecimiento constante de la demanda en el mercado de Estados Unidos, así como por un incremento en la construcción para el sector público en México durante 2015 y 2016”, argumentó S&P.

Al respecto, el equipo directivo de la empresa ve con optimismo este año ante los proyectos de inversión y procesos de licitación asociados con las reformas.

Para sus principales ejecutivos, apenas están conociéndose los primeros paquetes a licitar derivados de la reforma energética y desarrollándose las obras de infraestructura más importantes en el país.
Si bien se anunció la suspensión indefinida del tren transpeninsular Quintana Roo-Yucatán y la cancelación del tren de alta velocidad México-Querétaro, el proyecto del nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de México continúa.

En su opinión, la nueva terminal aérea capitalina es muy importante, pero la obra auxiliar para llegar al aeropuerto es casi igual de relevante.
El equipo directivo de Cemex considera que 2015 será de recuperación, después de pasar de un año de “crisis total” (2013) a uno “bastante mejor” (2014) para la economía mexicana en general y la industria de la construcción en particular.

Respecto a los pasos que ha dado la cementera para recuperar el grado de inversión, asegura que el mercado reconoció antes que las calificadoras que la deuda tiene un buen perfil crediticio.

Por lo pronto, la acción de Cemex está en las carteras más recomendadas por los estrategas de inversión.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Producción petrolera, en un barril sin fondo
​México perderá 2.5% del PIB por fenómenos naturales
​Ahorro en Afore financiaría obras de reforma energética