Opinión

Los Kleenex costarán más

 
 
 

 

De Jefes.

Las fibras de ese pañuelo que le limpió la nariz cotizan en dólares. Por eso cuando esa moneda se aprecia resulta en dolor de cabeza frecuente para la gente de Kimberly-Clark de México.

Como ese es el panorama, la dueña de marcas como Pétalo, Kleenex, Kotex, KleenBebé, Suavel y Cottonelle ya alista un incremento de precios en un rango de 3.0 a 6.0 por ciento efectivo a partir de agosto y en prácticamente todas sus categorías. Pablo González, CEO de la empresa, comenta que no le ven fin a la volatilidad del tipo de cambio y la presión que esto genera sobre sus costos de producción. El efecto del incremento de precios se empezará a ver a partir de septiembre.

“Estaremos monitoreando la situación de cerca, veremos qué hace la competencia y sobre todo cómo reacciona el consumidor. Actuaremos en consecuencia”, añadió el ejecutivo ante analistas que siguen a empresas del sector consumo.

Los ahorros en costos por 300 millones de pesos que logró el grupo en el segundo trimestre fueron posibles por innovaciones y nuevos materiales de producción. ¿Tiene niños? Vaya pensando en ajustes presupuestales caseros.

LOSADA EXTRAÑA EL SÚPER
No es fácil de olvidar. Fueron alrededor de 45 años operando el negocio de los supermercados en México.

En 1962, su padre, Ángel Losada Gómez, inauguró la primera tienda del grupo, Gigante Mixcoac, al sur de la Ciudad de México. Gigante fue el nombre que le vino a la mente al empresario cuando vio el tamaño del almacén que abrió, en días en los que pequeñas tiendas eran mayoría.

En 2007, como parte de una decisión estratégica, su hijo, Ángel Losada Moreno tomó la decisión de vender el negocio de autoservicio, integrado por más de 200 tiendas, entre bodegas e hipermercado, a Soriana.

Ayer en la BMV, Losada Moreno confesó que extraña el autoservicio.

“La verdad extrañamos. Vemos las promociones de Julio Regalado, Mamá Lucha. El autoservicio es muy dinámico, todos los días tenías que ver qué pasaba”, dijo.

Tras salir de ese negocio el grupo se diversificó, ahora sus principales apuestas son, por ejemplo, las tiendas de artículos para oficinas Office Depot.

CHEQUERA GORDA
Uno de los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces que puede presumir de contar con una buena liquidez es Terrafina.

La Fibra que dirige Alberto Chretin tiene disponibles 430 millones de dólares en caja y muy claro dónde los va a utilizar.

De ese monto, 380 millones los empleará en adquisiciones y los 50 millones restantes en el desarrollo de inmuebles.

La Fibra, enfocada principalmente a la renta de naves industriales, ya está muy adelantada en las negociaciones para hacerse de un par de portafolios de propiedades, por lo que el anuncio de su compra podría darse en breve.

Chretin y su equipo buscarían mantener al vendedor de uno de los portafolios como administrador o incluso como socio.

Los analistas consultados por Bloomberg estiman que los títulos de la Fibra cotizarán en 36 pesos para los próximos 12 meses, lo que implica un potencial de subida de más de 16 por ciento.

Esto no incluye un 6.5 por ciento de rendimiento que puede dar por dividendos.

Con mucha ‘Fibra’, ¿no cree?

También te puede interesar:
La Coca cara
El aliado ‘verde’ de Fibra Uno
Cemex, al bat… de nuevo