Opinión

Los héroes de París

1
    

   

Paris

En París, paradójicamente, aconteció lo peor y lo mejor de 2015.

El 13 de noviembre el Estado Islámico perpetró un atentado terrorista en el que perdieron la vida más de 130 personas. Un verdadero crimen de lesa humanidad. Días después, el 12 de diciembre, se firmó el Acuerdo de París, una hazaña diplomática que coloca al mundo en el camino para enfrentar el cambio climático, uno de los mayores retos que enfrentamos como especie humana.

Para cerrar 2015, me referiré al mejor momento y a los héroes que lo forjaron.

En París, 195 países lograron un acuerdo sobre la reducción de emisiones, medidas de mitigación, adaptación y financiamiento. El objetivo es limitar el incremento de la temperatura global por debajo de dos grados centígrados y realizar un esfuerzo para que no rebase 1.5 grados.

El principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas fue la base para la presentación de planes nacionales de cambio climático. El año pasado, en la Conferencia de las Partes (COP) 20 celebrada en Lima, se construyó una nueva figura, las contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (INDC en inglés), que fueron esenciales para el éxito de París.

Al concluir la negociación de la COP21, un total de 188 países habían presentado sus INDC para llevar a cabo acciones de mitigación y adaptación. El acuerdo dará seguimiento de esos compromisos –ahora llamadas contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC).

Los países desarrollados apoyarán económicamente a los países en desarrollo iniciando con una base mínima de 100 mil millones de dólares cada año hasta 2025.

El Acuerdo de París está llenando de optimismo a quienes se han esforzado por crear un régimen global para combatir el cambio climático: la ONU, la comunidad científica, gobiernos federales y de metrópolis, organizaciones gubernamentales y el sector privado, especialmente el sector energético de renovables.

¿Quiénes son los verdaderos héroes de París, los que hicieron posible que 195 países, dejaran de lado sus intereses nacionales y llegaran a un consenso global?

La prensa prestigiada internacional, como los diarios Financial Times y The New York Times, han reconocido a varios actores que, sin duda, son héroes de París: el canciller y presidente de Francia, Fabius y Hollande; el secretario general Ban Ki-moon y la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres; los presidentes de Estados Unidos y China, Obama y Xi Jinpin, pues los dos grandes emisores de gases de efecto invernadero llegaron a un acuerdo de reducción voluntaria en noviembre de 2014, que simplemente descartó los pretextos para no actuar.

Estos rotativos internacionales pasaron por alto los consensos de la COP 16 en Cancún, que fueron piedra fundacional para restituir la confianza en el proceso multilateral que se había perdido en la COP 15 en Copenhague.

La lista de héroes de París mexicanos empieza por Felipe Calderón quien, personalmente, como mandatario del país anfitrión de la COP 16, se involucró en el proceso de negociación de una manera sin precedente. El Fondo Verde, por ejemplo, un pilar del acuerdo de París, es creación casi personal de Calderón. Además, la misma designación de Figueres es obra de Calderón. En una videoconferencia a mediados de 2010, convenció a Ban Ki-moon de nombrar a una costarricense como secretaria ejecutiva de la Convención. Esta hiperactiva latinoamericana con cinco COP a cuestas, fue un verdadero mariscal de campo en París.

La canciller Patricia Espinosa y su equipo de trabajo –Luis Alfonso de Alba, José Manuel Gómez Robledo y algunos más– trasladaron al terreno ambiental toda su experiencia y conocimiento en negociaciones multilaterales. Juan Elvira, entonces secretario de medio ambiente, acató el nombramiento de la canciller Espinosa como presidente de la negociación. Era la primera vez en la historia de las COP que un diplomático presidía.

En un destello diplomático, Ángel Gurría presentó al canciller francés con miembros del equipo mexicano de Cancún 2010. Y ni tardos ni perezosos copiaron nuestro proceso. El canciller francés (no el ministro del medio ambiente) encabezó la negociación y contó durante todo el 2015 con un negociador en jefe, Lourence Tubiana, que le dio la vuelta al orbe escuchando las posiciones de todas las naciones (como en 2010 lo hizo de Alba).

El presidente Peña continúo con el legado positivo de su antecesor y Hollande le dio un lugar destacado en París.

Aclaro: Tuve la fortuna de observar la COP 16 de Cancún desde una posición privilegiada, como el asesor de política exterior de Felipe Calderón. Efectivamente los actores mexicanos que menciono son mis colegas y amigos. Pero yo no los elevé a héroes, lo hizo en su momento la olvidadiza prensa internacional.

Twitter: @RafaelFdeC

También te puede interesar:
Los 'bullies' ruso y turco: Putin vs. Erdogan
¿Solidaridad ante Francia y tibieza ante EU?
Obama y el Senado contra la mano dura en política de drogas