Opinión

Los gobiernos panistas, los que más gastaron

07 octubre 2013 5:2

 
En el último cuarto de siglo, fueron los gobiernos del PAN los que más dispararon el gasto público. Aquí están los datos.
 
 
1- De acuerdo con cifras oficiales, durante el gobierno de Zedillo, el gasto público total se incrementó en 16.9 por ciento en términos reales. Esto significa un crecimiento promedio anual de 2.6 por ciento. En ese mismo lapso, el PIB creció 22.2 por ciento, a una tasa media de 3.3 por ciento cada año. Esto quiere decir que hubo una ligera reducción del peso específico del gasto público en el PIB.
 
 
2- La historia fue otra durante el gobierno de Vicente Fox. Un régimen panista, que presuntamente no veía con simpatía la mayor presencia del Estado en la economía elevó el gasto público en 40.2 por ciento en términos reales, lo que significa una tasa anual de 5.6 por ciento. Y los registros oficiales señalan que la economía creció 13.4 por ciento, lo que implica una tasa promedio por año de 2.1 por ciento. Es decir, el crecimiento del gasto del Estado más que duplicó el de la economía.
 
 
3- Bueno, pero seguramente esto se corrigió en el sexenio de Felipe Calderón, que –a diferencia de Fox sí entendía de economía. Pues cómo ve que en la anterior administración, el gasto público creció en 35.2 por ciento en términos reales, no muy distante del resultado del gobierno de Fox, con una tasa media por año de 5 por ciento. Pero la economía creció apenas 11.7 por ciento en ese sexenio, con una tasa media de 1.8 por ciento.
 
 
4- Durante los 12 años de gobiernos del PAN, el gasto público creció en términos reales en 89.6 por ciento. A precios de 2013, esto equivale a poco más de 2 billones de pesos. Y no está por demás decir que en ese periodo, la economía tuvo uno de sus lapsos de menor crecimiento y no hubo cambios significativos en la pobreza, de acuerdo con los datos de Coneval.
 
 
5- En los 12 años de gobiernos del PAN, el saldo acumulado de los requerimientos financieros del sector público, la definición más general de la deuda pública, creció en 72 por ciento en términos reales. En cifras nominales saltó de 2.05 a 3.89 billones de pesos, un incremento de 1.84 billones.
 
 
En términos relativos pasó de 30.7 a 36.8 por ciento del PIB, un incremento de 6.1 puntos porcentuales del PIB.
 
 
6- Tienen toda la razón quienes han demandado prudencia en el manejo del gasto público y tener cuidado en que no regresen los tiempos en los que se gastaba en demasía. Pero no tienen razón quienes señalan que esas etapas fueron las de los gobiernos priistas. En realidad, pocas veces en la historia del país el gasto creció como en la etapa de los gobiernos panistas y la deuda pública tampoco se queda muy atrás.
 
 
7- Aun con los recursos adicionales que representa la reforma fiscal y aun con el déficit para el que pidió autorización el actual gobierno, la tasa de crecimiento real del gasto público durante los dos primeros años de la actual administración se proyecta en 3.1 por ciento anual, una cifra que está por debajo de las registradas durante los gobiernos del PAN.
 
 
8- Se puede debatir ampliamente a propósito de las probables inconsistencias de las propuestas fiscales planteadas por el gobierno. Se puede discutir también respecto a la necesidad de hacer una reingeniería del sector público para hacer más eficiente el gasto. Aún se debe avanzar mucho más en materia de transparencia del gasto público. Sin embargo, pretender que las cifras –registradas y programadas de los primeros dos años de la administración de Peña sean una muestra del regreso a la vocación priista de gastar más, no se puede sustentar con los datos disponibles.
 
 
Hasta ahora, lo que la estadística manifiesta es que si algún partido tiene ahora –no en el pasado una vocación a gastar más y más, por lo menos a nivel federal, es precisamente el PAN.
 
 
Eso es lo que dicen contundentemente las cifras.
 
 
Twitter: @E_Q_