Opinión

Los frentes abiertos de
'El chico maravilla'

1
  

   

Ricardo Anaya ganó el pasado domingo la votación interna del PAN, y será el próximo dirigente nacional de ese partido. (Cuartoscuro)

Ricardo Anaya acude hoy al Senado entre la turbulencia que impide su acomodo en la silla que era de Gustavo Madero en la dirigencia nacional del partido blanquiazul, donde se vive la batalla entre ambos grupos por los cargos que representan poder y dinero.

–La fractura entre Anaya y Madero es real– aseguró el hombre que llamo al celular y que ha estado muy cerca de Madero, en las buenas y en las malas, en los últimos años y de alta credibilidad.

Se le hizo la petición de una prueba para desechar la versión de que Madero tiene pacto con Marko Cortés, quien ha desplazado a su formador político de la coordinación del partido en la Cámara de Diputados.

No pensó la respuesta. Anaya logra reunificar a Madero con Moreno Valle, gobernador de Puebla, e integra a otros liderazgos como Ulises Ramírez, del Estado de México, y Miguel Ángel Yunes, de Veracruz.

Es que aunque Madero y Moreno Valle caminaban juntos en el proyecto para fortalecer al partido de cara al 2018 había cierto recelo por la candidatura presidencial. De ser el caso, el panorama no es alentador para ‘El chico maravilla’ como conocen a Anaya en el partido porque Ramírez le dio más de 16 mil votos, Moreno Valle casi 11 mil y Yunes poco más de 20 mil, las tres entidades más altas en votación junto con Jalisco y Nuevo León.

Las estadísticas electorales señalan que quien posee el control en esos estados tiene cierta garantía en la competencia y salvo la poblana Genoveva Huerta, los cuadros fuertes de estos grupos están marginados.

Anaya visita el Senado a presentar, junto con las legisladoras Laura Rojas y Marcela Torres, las leyes secundarias de la Ley de Combate a la Corrupción, pero en la rueda de prensa sería bueno oír los argumentos de Anaya sobre cómo va a ganarle a Manlio Fabio Beltrones –quien venció en Sonora a pesar de los pronósticos en contra– en las 12 gubernaturas en donde el PRI tiene el control político y electoral.

Las otras intrigas. Anoche al perfilarse en el PRD los nombramientos de Francisco Martínez como coordinador, Acosta Naranjo como vicecoordinador y Jesús Zambrano como presidente de la Mesa Directiva de la próxima Legislatura de la Cámara de Diputados cuando le toque a este partido, el PAN, por sí fuera poco, otra vez aparecía en el escenario con pendientes a resolver en el plano legislativo.

En el grupo cercano de Héctor Larios, donde vuelve a aparecer Ernesto Cordero como promotor, pero ya sin fuerza, hay suspicacias sobre si Anaya cumplirá un supuesto acuerdo para nombrarlo coordinador. Las expectativas la verdad no eran alentadoras y las intrigas emanaban de entre las paredes de los pasillos del Senado porque también Jorge Luis Preciado quiere recuperar lo que fue suyo antes de que Madero lo mandara contra su voluntad a Colima como candidato al gobierno, donde estuvo cerca de hacer la hazaña. Ese era el acuerdo con Madero. Si perdía volvía por sus fueros. Pero Madero está inhabilitado. Otro tema para Anaya: ¿Va a incumplirle a Larios, árbitro del proceso interno? ¿Tomará en cuenta a Preciado? ¿O irá por otro Cortés? En eso no hay claridad. Al menos sobre la presidencia del Senado, Anaya guiñó el ojo a Roberto Gil al decir en el noti de López Dóriga que es buen perfil.

10 SEGUNDOS… Hoy se estrena de manera oficial Cuauhtémoc Blanco en la grilla de Cuernavaca. Se reúne con regidores electos.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Villalobos contra Anaya en el PAN; y el silencio de Madero
Lopezobradoristas abrazados al PRD
De la toma de aeropuertos a jugar muñequitos en las aulas