Opinión

Los desacuerdos sobre el Acuerdo

20 enero 2017 5:0
 
1
 

 

Paseantes en la Alameda. (Cuartoscuro/Archivo)

Comentábamos en el artículo anterior las bondades del Acuerdo que se ha firmado, entre otros, por el sector empresarial y el gobierno, con la excepción de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Esta prestigiada Confederación, que tuve el honor de presidir hace una década, no sólo manifestó su desacuerdo con la propuesta, sino que convocó a un diálogo abierto con organizaciones civiles, académicas, partidos políticos y cúpulas empresariales, para lo cual presentó como punto de partida 18 medidas basadas en 3 ejes, a saber:

“1. Impulsar la economía familiar y la creación de un empleo digno
- Eliminar programas sociales duplicados.
- Tener un padrón único de beneficiarios de programas sociales en el 2018.
- Armonizar legislaciones estatales y crear una ventanilla de trámites.
- Aprobar de inmediato la deducibilidad al 100% de las prestaciones laborales.
- Bonos de productividad que no tengan cargas fiscales para trabajadores.
- Asegurar condiciones de competencia en gasolinas y combustibles.
- Actualizar en el 2017 las métricas de pobreza.
“2. Mejorar las finanzas públicas y promover la macroeconomía
- Consejo Fiscal Independiente de la Secretaría de Hacienda para vigilar la deuda.
- Implementar verdaderos recortes al presupuesto público.
- Frenar el encarecimiento de la gasolina, bajando las cuotas de IEPS.
- Compromisos de reducciones anuales del dispendio de recursos públicos.
- Inversión pública para crear refinación doméstica y poliductos.
“3. Promover el estado de derecho y el combate real a la corrupción
- Reducir la tasa de incremento de homicidios dolosos.
- Reducir el robo de las gasolinas.
- Sanciones para los estados que no implementen sistemas locales anticorrupción.
- Fijar un calendario para atender y solventar las observaciones de la ASF.¨

Aplaudimos la iniciativa de esta organización patronal, que pugna, finalmente, por lograr la unidad en lo esencial para impulsar la buena marcha del país, pero que pone en relieve, por otra parte, que el Acuerdo ya firmado no logró los consensos indispensables que sólo pueden alcanzarse a través de un diálogo profundo entre las partes involucradas.

Recordamos, inevitablemente, el “Pacto de Estabilidad y Crecimiento Económico” promovido en 1988, al final de la gestión de Miguel de la Madrid y el inicio de la de Carlos Salinas de Gortari, y cuyo propósito fue el de controlar la inflación y el alza de las tasas de interés para encauzar la economía del país por senderos transitables. Sus logros fueron significativos aunque insuficientes.

Y se nos viene a la mente, ¿Por qué no?, la sabiduría Tolteca, y los cuatro acuerdos que arroparon a su civilización. El espacio es nuestra limitante, pero quienes quieran profundizar en ellos, lean la obra que al respecto escribió Don Miguel Ruiz

Primero: Sé impecable con tus palabras
Segundo: No te tomes nada personalmente
Tercero: No hagas suposiciones
Cuarto: Haz siempre lo máximo que puedas

Ponernos de acuerdo en algo es el principio indispensable de un largo camino. Hacemos votos porque el camino que se está recorriendo alcance los frutos deseados.

Mañana será otro día.

El autor es presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:

México de mis acuerdos


Luis Videgaray, el hombre del momento

Empresas socialmente responsables