Opinión

Los cambios en el gabinete


 
En dos semanas, el presidente Enrique Peña Nieto cumplirá un año al frente del gobierno de México, momento de hacer recuentos de lo logrado en el inicio del sexenio.
 
La conclusión innegable es que el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto no ha sido lo que se esperaba. Ni el mismo Presidente está del todo satisfecho con varios de sus colaboradores, ni con la forma en que han desempeñado sus encargos o como han manejado algunos asuntos. Por ello desde hace semanas de habla de los cambios ‘inminentes’ en el gabinete presidencial.
 
 
Emilio Chuayffet vuelve a sonar como uno de quienes dejarán sus cargos. La actuación del secretario de Educación ha sido criticada desde que hizo crisis el conflicto magisterial. Incluso, poco antes del primer informe del presidente Peña Nieto ya se aseguraba el cese de Chuayffet. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) pidió su cabeza, tal vez eso le dio algo de oxígeno y horas extras en el gobierno federal.
 
 
Manuel Velasco Coello, el fútil y frívolo gobernador de Chiapas, ha suplicado la intervención de Emilio Chuayffet para controlar la rebelión del magisterio chiapaneco que lo rebasó claramente. El novio de Anahí ha reconocido públicamente, y en varias ocasiones, que simplemente no puede con el conflicto magisterial que paró clases, impidió la distribución de combustibles en Tuxtla Gutiérrez, la capital, tomó oficinas públicas y bloqueó el acceso al aeropuerto Ángel Albino Corzo en un claro desafío al blandengue gobernador Velasco.
 
 
Las horas de Emilio Chuayffet en la SEP, dicen, están contadas.
 
 
Algunos se frotan las manos por la próxima caída de la doctora Mercedes Juan López de la Secretaría de Salud. Es claro que su nombramiento fue producto de las negociaciones con los trabajadores administrativos, enfermeras y médicos del sector salud. Los médicos son un gremio difícil, metido en la ‘grilla’ hasta la médula y muy enraizado en las instituciones públicas. Los distintos grupos enfrentados no se pusieron de acuerdo y el presidente tomó la decisión de nombrar a Mercedes Juan López quien, sin embargo, no ha terminado por ser aceptada por todos.
 
 
Además, la pifia cometida ayer por la secretaria de Salud al asegurar que la violencia en México ha costado entre el 8 y 15 por ciento del producto interno bruto podría ser la gota que derrame el vaso. La encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública del INEGI y estudios de la Organización Mundial de la Salud calculan el impacto de la violencia en México en 1.3 por ciento del PIB.
 
 
En los pasillos del poder se segura también otro cambio en el gabinete ampliado del presidente Peña Nieto. Se trata de Francisco Rojas Gutiérrez, el actual director de la Comisión Federal de Electricidad.
 
 
El manejo de conflicto con la CNTE ha tensado las cosas en la Secretaría de Gobernación. Algunas cabezas podrían estar el peligro.
 
 
El presidente tampoco está satisfecho con el mal desempeño de la economía del país y, dicen, podría estar perdiendo la paciencia.
 
 
Hasta la próxima semana.
 
 
Twitter: @cachoperiodista