Opinión

¿Los boicots son el camino a seguir?

 
1
 

 

Ford cancela inversión en México. (Bloomberg)

De sentirnos agraviados durante la precampaña y campaña presidencial de Donald Trump, por las ofensas y amenazas a México y los mexicanos, hoy pasamos ya a una situación verdaderamente tensa entre ambos países, una vez que el estadounidense juró como presidente de Estados Unidos y del dicho de inmediato pasó a la acción.

La tirantez crece aceleradamente, al grado de que ayer tanto el canciller Luis Videgaray como el secretario de Economía Ildefonso Guajardo hablaron ya de que nuestro país podría salirse del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Pero este conflicto, que pareciera ser un mero asunto entre gobiernos, tiene en medio a la sociedad mexicana que se siente doblemente agraviada: tanto por la posición de Trump como por el presidente Enrique Peña Nieto que, con un bajísimo nivel de popularidad, no transmite la certeza de ser el líder que el país necesita para enfrentar con éxito esta crisis que se está gestando a grandes pasos.

Por lo tanto, y ante la percepción de indefensión generalizada, surge la impresión de que es la propia sociedad civil la que ha decidido tomar acciones por sí misma y está en la búsqueda de cómo hacerlo y parece ser que uno de esos caminos son los boicots.

El primer paso lo dio una empresa mexicana muy respetada en México: Grupo Experiencias Xcaret, que dirige Miguel Quintana Pali, un empresario que siempre se ha caracterizado por su nacionalismo.

Después del anuncio de la automotriz Ford de la cancelación de una planta que construiría en San Luis Potosí, el 13 de enero la empresa que posee varios parques de diversiones en Cancún y Riviera Maya envió una carta a José Antonio Menéndez Moguel, gerente general de la agencia Ford en Cancún, donde solían comprar sus unidades, informándole que habían tomado la decisión de suspender la compra de vehículos de esa marca.

La carta, que está firmada por José Carlos Unda, director corporativo de Cadena de Suministro de Experiencias Xcaret, explica que “la tendencia mundial apunta a la construcción de un modelo económico regenerativo que promueva un serio compromiso con la diversidad, inclusión, prosperidad y cultura de paz entre las naciones.

“En Experiencias Xcaret somos fieles creyentes de esta visión y consideramos que su decisión apunta en un sentido distinto a dicho movimiento global.

“Los empresarios debemos unirnos para crear movimientos que generen círculos virtuosos de prosperidad y ciudadanía global, siempre atendiendo a la dignidad humana y haciendo énfasis en las coincidencias en lugar de en las diferencias.

“De acuerdo con lo anterior, hemos tomado la decisión de suspender, a partir de esta fecha, la adquisición de vehículos de esta marca”.

La misiva concluye dejando la puerta abierta para volver a ser sus clientes si los motivos de la cancelación se revierten.

Al mismo tiempo, la constructora Coconal igualmente anunció que suspendía la compra de autos Ford, también en respuesta a la cancelación de la inversión de la automotriz en nuestro país.

Y cuatro días después, al dar a conocer una serie de medidas de austeridad implementadas en su administración, el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, señaló que en los días siguientes entregaría patrullas ya adquiridas de la marca Ford; no obstante, anunció: “Pero he tomado la decisión que a partir de este momento, cuidando las disposiciones legales vigentes, el gobierno del estado ya no adquirirá más vehículos de esta marca, en un acto de unidad nacional frente a la determinación de esa empresa de cancelar las inversiones que ya tenía comprometidas en nuestro país, en el estado hermano de San Luis Potosí.

“Yo convoco que acciones como ésta, que fortalecen nuestra unidad como mexicanos, se multipliquen en todo nuestro país.

“Llegó la hora de demostrar de qué estamos hechos los mexicanos.

“Todos juntos, trabajando en equipo, lo vamos a lograr”.

Personalmente, me parece que en un mundo globalizado como el actual, un boicot y una convocatoria de esta naturaleza difícilmente dañarán a quien se quiere perjudicar y, por el contrario, en primera instancia afectarán la economía de los mexicanos que trabajan para Ford, ya sea vendiendo los autos o construyéndolos o formando parte de una empresa que fabrica insumos. Ellos no tomaron la decisión de cancelar inversión alguna.

Para lo que sí puede servir es para ser punto de encuentro de una sociedad que se siente doblemente agraviada y está buscando asirse de algo, de un motivo, un movimiento, para enfrentar de alguna manera lo que está por venir y hacerse sentir.

Pero para que eso funcione, hace falta más que lanzarse de la azotea envuelto en la bandera. Se necesita una estrategia y, por supuesto, quien la diseñe y dirija. Veremos en las próximas semanas si esto es posible.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Acción, pide la OCDE a Peña Nieto
El gasolinazo y las 'Perspectivas Turísticas para México'
Los manoseados Centros Integralmente Planeados