Opinión

Los "antisistema" tienen razones

1
  

   

Antisistemas. (ilustración)

Si la popularidad del presidente está baja, como también la de dirigentes partidistas, es porque no tienen respuestas para decenas de millones de jóvenes.

Los “antisistema” se multiplican. Detestan a los partidos. Y la democracia es cada vez menos atractiva para ellos porque al poder aspiran los indolentes a su situación.

Ni Manlio, ni Anaya ni López Obrador han mencionado salidas a la encrucijada juvenil. El gobierno tampoco.

Decía hace algún tiempo el rector José Narro que 70 por ciento de los jóvenes mayores de 15 años no tiene acceso a la educación por falta de oportunidades.

La consecuencia de lo anterior está a la vista: 27.1 por ciento de la población entre 25 y 29 años de edad no estudia ni trabaja (Panorama de la Educación 2014, OCDE).

Nadie se preocupa por ellos. Que se amuelen. Que se vayan de braceros. O que entren al crimen organizado, que al fin y al cabo les da más expectativas que el Estado.

De acuerdo con la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (Ecopred), con cuestionarios diseñados por la Secretaría de Gobernación y el Inegi, en México diez por ciento de jóvenes de 12 a 29 años tiene amigos que han ganado dinero con un grupo criminal. Sí, uno de cada diez.

Siete por ciento se ha unido a pandillas violentas y tres por ciento ha vendido drogas.

Hay 16.5 millones de jóvenes que iniciaron la secundaria y no la terminaron. ¿Para qué?, si no hay acceso a la universidad ni a centros de educación superior. Mejor trabajar de una vez.

Y si no hay trabajo, a no hacer nada. Y en lugar de no hacer nada, un buen porcentaje se va a la delincuencia.

Ahí están los números. Son cifras oficiales. Cada año escolar 50 mil niños mexicanos abandonan la primaria. Se van al estanque donde hay millones de jóvenes sin acceso a la movilidad social.

No a todos les va mal, se podría alegar, y es cierto. Pero los exitosos son una ínfima minoría. Y exitosos entre comillas. Veamos los datos recientes:

Según las cifras correspondientes al primer trimestre de este año, dadas a conocer por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), de los 14 millones 539 mil jóvenes (de entre 15 y 29 años de edad) que tienen la fortuna de contar con un ingreso, sólo el cuatro por ciento gana diez mil pesos o más.

Es decir, sólo 508 mil de entre 25 millones de jóvenes que están en el padrón electoral, tienen un ingreso superior a los cinco salarios mínimos.

¿No es una vergüenza? ¿No están plenamente justificados los movimientos “antisistema”? Los políticos no dan respuestas, sólo programas de contención contra la delincuencia juvenil que ellos mismos propician.

Por cierto, hoy es el Día Internacional de la Juventud. ¡Felicidades!

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El PRD no se quiere refundar
El turno de Beltrones
Tamaulipas, Veracruz, Tlaxcala