Opinión

Los años perdidos

El título de esta nota suena más bien como título para una película cursi, cuyo tema podría ser el de un hijo desobediente que huye del hogar y encuentra la forma de gastarse la fortuna de la familia, hasta que cae preso y una vez libre, decide volver a casa a buscar a la familia. Los encuentra, viviendo en una zona muy humilde, pagando renta y los nietos asistiendo a la escuela pública cercana. Pide perdón, es aceptado de vuelta y se pone a trabajar, hasta que logra armar un emporio que le permite devolver algo de lo que derrochó y adquirir una residencia inmensa. Y vivieron muy felices durante muchos años.

Lástima que no es tema de película, aunque buscándole la forma, podríamos arreglar un argumento para cine. Piense nada más, querido lector, lo que hicimos (hicimos?), con la riqueza petrolera, que dicen los ultra honestos izquierdistas que se la estamos regalando a los inversionistas extranjeros, luego la solicitud de perdón, tanto a quienes apoyaron la renegociación de la deuda, como de algunos socios que volvieron a confiar e invertir en el país. A los compatriotas, que perdón ni que nada; una devaluación enorme y pérdida del poder adquisitivo, que no hemos recuperado. Sólo nos falta recomprar la casa a todo lujo, dado que al hijo desobediente ya lo perdonamos y está nuevamente en el poder. Veremos si nos cumple con eso de la casa y por lo pronto ya nos anunció ciertas reformas que en teoría nos va a generar algo de empleo y crecimiento. Dicen algunos expertos que fueron dos sexenios perdidos, llamando a esa época la docena perdida, aunque sin esforzarnos mucho podríamos añadir la siguiente administración lo que nos daría 18 años sin resultados sorprendentes.

En estos días nuevamente se está manejando el término de los años perdidos, refiriéndose a la falta de dinámica de la economía en los últimos dos años, que como mencionamos arriba, podríamos decir que llevamos casi cuatro décadas sin resultados impresionantes. Hay que aclarar para que esto se entienda, que una cosa es elevar el crecimiento anual observado de la economía, cosa que han hecho las últimas 7 administraciones, y otra muy diferente es elevar el crecimiento potencial, cosa que salvo en los primeros años de la década de los noventa, del siglo pasado, no se ha logrado.

Que tanto va a elevar el crecimiento alguna de las reformas? A ciencia cierta es imposible anticiparlo, aunque de que van a entrar flujos grandes de capitales, eso sí lo veremos. Sin cuidar aspectos como la inseguridad y el exceso de reglamentación que priva en casi toda la actividad económica en toda la república, difícilmente lograremos aumentar el potencial de crecimiento y lo que es más importante, no lograremos evitar una mayor concentración de la riqueza y el deterioro del bienestar social.