Opinión

Los 30, en las finanzas

31 enero 2014 16:46


 
Cada edad tiene sus propios desafíos y si hoy en día salir al mercado resulta una verdadera aventura para los muchachos recién graduados, en el otro extremo se encuentran los adultos mayores, jubilándose con una pensión que apenas les alcanzará para vivir.
 
¿Cuáles son los retos y riesgos financieros para el profesionista maduro en la plenitud de su carrera?
 
La vida laboral es diferente para todos, pero es posible coincidir que a los 30 existe una conciencia de ser una persona que desea alcanzar las mejores posiciones en el trabajo; tiene toda la energía y experiencia suficientes, además de la motivación para emprender largas jornadas para lograr los niveles máximos de salario.
 
Están presentes dos riesgos:si ha logrado un éxito económico, la posibilidad de caer en el consumismo desmesurado, preocupándose únicamente por disfrutar lo que se tiene, sin conciencia del futuro.si hay insolvencia, puede haber la tendencia a un exceso de endeudamiento, por las metas incumplidas, y llevarlo a un colapso posterior.
 
En ese contexto, quienes rondan los 30 tienen ante sí un periodo crucial para tomar decisiones de largo plazo en torno a sus finanzas personales; es momento de revisar y replantear.
 
Si está en auge debería pensar en su consolidación y si hay problemas, procurar austeridad, además de vislumbrar otras opciones de salario.
 
Apuntemos algunos retos especiales:
 
1) Es la edad para ubicarse en un horizonte de planeación y meditar sobre las metas patrimoniales, con el fin de elaborar una estrategia para alcanzarlas, tanto por el lado del ahorro como por el de los ingresos.
La coordinación con la pareja es básica en esta tarea, al darle una congruencia de trabajo en equipo y estar ambos comprometidos con un manejo adecuado del dinero.
 
2) Particularmente se tiene mayor responsabilidad sobre la formación de una familia y hay que prever la educación de los hijos.
Es recomendable hacer escenarios en términos de si se desea que entren a una escuela pública o privada, de tal manera que se conozca el gasto apropiado y cubrirse con ahorro o un seguro escolar.
 
3) La formación del hogar lleva a pensar que pueden haber eventos graves que, independientemente de la afectación emocional, conducen a quebrantos financieros, y para ello es fundamental contar con la cobertura de seguros de vida y de gastos médicos mayores.
 
4) Regularmente entra a escena el deseo de tener su propia casa o departamento, por lo que viene un proceso de endeudamiento, que debe ser muy bien resuelto para no tener una carga excesiva.
 
5) El balance entre diversión y gastos cotidianos desempeña un papel muy importante, y esto repercute en las finanzas personales. Definitivamente, disfrutar lo que se tiene es parte esencial de las razones de llevar a cabo una buena administración, y la tarea es hacerlo con la plena conciencia de lo que ello significa en sus cuentas.
La sugerencia es que se defina en un entorno de planeación y de ahí estipular los montos a destinar a vacaciones, comidas, clubes deportivos, etcétera.
 
6) Recordemos que el único interesado del patrimonio familiar es uno mismo y a esa edad hay margen para preguntarse cuál es la mejor mezcla de inversión entre los diferentes instrumentos.
Las opciones de mayor rentabilidad-riesgo, como la Bolsa Mexicana de Valores, se hacen viables, al contar con recursos.
 
7) En caso de estar inconforme con el nivel salarial, es tiempo de evaluar un cambio de trabajo, actividades extra o incluso estudiar una especialización que le dé potencial de crecimiento futuro.
Hay margen de maniobra para tomar este tipo de decisiones, porque por lo regular se tiene una posición menos apremiante que en otras etapas.
 
8) He venido apuntando en este espacio la relevancia de ahorrar para el retiro desde joven, porque lo hará con su propio dinero por medio de la Afore. Puede consultarse a detalle este tema en www.finanzasparami.com.
 
Si nos pasamos la vida cayendo en los extremos de dilapidar cuando tenemos y endeudarnos cuando nos falta, el resultado final será un problema financiero permanente.
 
Es una etapa crucial, porque es posible poner un basamento que ayude a solventar el futuro con una administración adecuada del recurso económico.
 
 
En Twitter: @finanzasparami
www.finanzasparami.com
atovar@finanzasparami.com