Opinión

Los 10 principales pronósticos para 2017

 
1
 

 

(Shutterstock)

Año con año acostumbramos dar a conocer cuáles pueden ser los principales escenarios que pudieran preverse para el año que comienza.

Al revisar lo que se ha pronosticado respecto a lo sucedido, siempre es sorprendente ver cómo la realidad supera por mucho a la imaginación o a la teoría; cómo muchas veces los acontecimientos se dan contra toda lógica, porque siempre hay cambios en el entorno que no se ven a simple vista.

El cambio más significativo en el entorno global es la expectativa sobre la economía de Estados Unidos con la llegada a la oficina oval de Donald Trump. El gasto de inversión acumulaba dos trimestres con tasa negativa, por lo que estimábamos una recesión para 2017.

El drástico cambio que propone Trump para la política fiscal, con menores impuestos y un fuerte incremento en el gasto de inversión pública, tiene diversas consecuencias, unas positivas y otras negativas, pero puede prolongar el ciclo de bonanza en el corto plazo.

1. PIB mundial:
Bursamétrica estima un crecimiento de la economía mundial de 2.8 por ciento, lo que implica una mejoría respecto a los últimos años. Un mejor crecimiento para Estados Unidos y la salida de la recesión de Rusia y Brasil nos darían un mayor dinamismo global.

2. PIB Estados Unidos:
La economía de Estados Unidos podría crecer a 2.2 por ciento anual, por debajo de su promedio histórico de 3.3 por ciento, pero por arriba del 1.8 por ciento que podría haber logrado en 2016. El supuesto principal detrás de esta estimación es que las agresivas reducciones a los impuestos y mayores presupuestos para obra pública se concretarían hasta 2018. Pero las expectativas más optimistas podrían lograr que el gasto de inversión privada se recupere.

3. Precios del petróleo:
Asumiendo que los compromisos de recortes a la producción de países productores miembros y no miembros de la OPEP se cumplen, puede estimarse un precio promedio de entre 55 a 60 dólares por barril.

4. Mercado automotor en Estados Unidos:
Para 2017 es probable que dado el bajo desempleo y las bajas tasas de interés, el mercado automotor estadounidense vuelva a superar 17 millones de automóviles anuales en ventas, pero probablemente por debajo del récord de 2015 de 17.4 millones de unidades.

5. La política monetaria de la Reserva Federal
Bursamétrica espera un ritmo de normalización de tasas de interés más acelerado que antes. Para 2017 esperamos entre tres y cuatro incrementos en el objetivo de la tasa de Fondos Federales por parte del Comité Nacional de Mercado Abierto. También prevemos que el Banco de la Reserva mantenga el tamaño de su balance, lo que implica que tendrá que salir a comprar bonos del Tesoro que le van venciendo en su activo.

6. Dólar fuerte
Bursamétrica estima que un eventual incremento en la deuda norteamericana y mayor inflación van a generar incrementos en las tasas en dólares, lo que junto a las políticas cuantitativas que aún se aplican en los bancos centrales del euro, de Japón y del Reino Unido nos van dar como consecuencia un dólar al alza contra todas las monedas. Creemos que el euro va a tocar niveles por debajo de uno a uno y que el yen japonés pudiera bajar a 120 por dólar.

7. PIB de México
Bursamétrica prevé un primer semestre muy complicado para México después de la toma de posesión del presidente electo Trump. Nuestra estimación del PIB es de un rango entre 0.8 a 1.2 por ciento anual, lo que implica una situación semejante a la de una recesión para el primer semestre.

8. Inflación en México

Los incrementos que se están dando en los precios de los energéticos: gasolinas, electricidad, gas natural y LP, combinados con el incremento al salario del9.5 por ciento y la devaluación del peso, están coincidiendo para generar una burbuja inflacionaria para los próximos meses. Bursamétrica estima una inflación de 5.1 por ciento anual para 2017.

9. Peso mexicano:
Las amenazas de Trump sobre la economía mexicana pueden generar una salida de posiciones de papel mexicano por parte de grandes fondos globales, lo que junto a una mayor inflación interna y la amenaza de una disminución en la calificación de México, nos puede dar mayores presiones sobre el peso mexicano en los próximos meses. Creemos que el peso mexicano pudiera estar cotizando por arriba de los 23 pesos por dólar en el primer trimestre, y cerrar el año debajo de 21 pesos.

10. Inseguridad y corrupción en México
Prevemos que la inseguridad se incremente ante una mayor repatriación de trabajadores migrantes y el bajo crecimiento de la inversión en las empresas. La inseguridad, la burocracia y la corrupción pueden seguir siendo de los principales obstáculos para la actividad económica.

Twitter: @EOFarrilS59

T
ambién te puede interesar:
No está tan mal el fin de año, pero las expectativas están en picada
Buen desempeño en noviembre, pero expectativas pesimistas
Se confirma la desaceleración de la economía mexicana