Opinión

“Lo único constante es el cambio”… y con nuestros valores regiomontanos, no hay qué temer

 
1
 

 

Cerro de la Silla. (Cuartoscuro)

Por Roberto Reyes Rico, Presidente del IMEF Grupo Monterrey.

En lo que va de este 2017, hemos visto un ambiente lleno de noticias y de "cambios" de situaciones distintas a las que estábamos acostumbrados. Cambios que han llevado nuestros ánimos a un constante vaivén: arriba, abajo, arriba. Comenzamos el año con el "gasolinazo”; luego, la efímera detención del ex mandatario del Estado de Nuevo León; ello mezclado con los anuncios hechos por el actual Gobernador de la entidad, en relación con la continuación de la política de reducción de gastos administrativos, el subsidio a las tarifas de transporte para absorber los efectos del incremento en los combustibles y la declaración de que no habría incrementos salariales para los funcionarios de su gobierno, al menos durante este año.

Lo anterior, además, en el marco de una inevitable zozobra por las noticias relacionadas con la toma de posesión del Presidente número 45 de los Estados Unidos de América y su firme y poco cordial postura sobre los mexicanos, en especial en torno al Tratado de Libre Comercio.

Si bien con el paso del tiempo todas estas noticias tomaron su dimensión correcta, transitando desde el desmedido pesimismo hasta un realismo más conservador, ahora, al acercarnos al cierre del primer cuatrimestre de 2017, nos encontramos con otro cambio: la renuncia del Coordinador Ejecutivo de la Administración Pública de Nuevo León, quien, vale la pena recordar, dimitió a sus expectativas para gobernar el Estado, adhiriéndose a la candidatura del actual titular del Ejecutivo estatal. Dicha salida ha sido vista por algunos sectores como una señal negativa, calificándola como producto de un rompimiento entre el Gobernador y el ex coordinador.

En el Grupo IMEF Monterrey, apostamos por una visión más objetiva en torno a la coyuntura económica, política y social que enfrentamos hoy en día.

Debe recordarse que con la nueva administración estatal se ha avanzado en buena parte de los planes trazados e incluso, en algunos casos ya se han concretado. Las políticas de austeridad en el gasto, el adelgazamiento del aparato administrativo y la implementación de políticas de buen gobierno, entre otras acciones, han permitido continuar con el proceso de planeación financiera del estado, faltando, obviamente, que se ejecute con atingencia y eficiencia, para devolver la tranquilidad a las finanzas estatales.

Sin embargo, todavía hay mucho por hacer y un largo camino qué recorrer. En el IMEF Monterrey estamos convencidos de que, además de las políticas que se han seguido hasta ahora, es muy importante que se vigile el uso del gasto público y su debido ejercicio, ya que precisamente el abuso y la opacidad en el gasto, han sido una de las principales quejas de las administraciones anteriores.

Es lógico que la renuncia del Coordinador Ejecutivo de la Administración Pública de Nuevo León, genere algún entorno de crisis, pero de ninguna forma debe verse como una situación de alarma, por el contrario debemos seguir apalancando nuestro desarrollo como Estado en nuestros valores: trabajo diario, compromiso, ahorro y, en un sentido de responsabilidad social, que han convertido a Nuevo León en un ejemplo a nivel nacional.

Y, finalmente es importante comentar que a pesar de la incertidumbre que se generó a principios del año, la inversión ha seguido fluyendo, aunque de forma más conservadora y estudiada, a nuestro país y en particular a nuestro Estado. Inclusive se han abierto nuevas oportunidades de inversión, provenientes de otras latitudes.

De tal forma que como IMEF, estamos optimistas en que saldremos fortalecidos de todos estos cambios y estaremos atentos para seguir de cerca el cuidado del gasto público y seguiremos promoviendo las oportunidades de inversión en los diferentes espacios en los que participamos.

También te puede interesar:

Pre-criterios 2017: base para un mejor panorama económico

En busca de la productividad perdida

Las mujeres al poder: en materia de gobierno corporativo