Opinión

Lo que sabemos y no de la educación en Oaxaca

 
1
 

 

Sección 22, SNTE, CNTE, Oaxaca. (Cuartoscuro / Archivo)

Un costo importante de que la educación en Oaxaca haya estado secuestrada por la Sección 22 SNTE/CNTE por tantos años es que contamos con poca información confiable sobre el estado que guardan las escuelas, el magisterio y los resultados educativos en la entidad.

Así, y si bien tenemos indicios importantes de que la cosa educativa en esa parte del país está muy mal, para muchas áreas y temas críticos carecemos de datos precisos. Ello es consecuencia directa del rechazo tajante de las cúpulas de la Sección 22 a someterse a los procesos de evaluación de logro de alumnos iniciados en 2006 y a los procesos de evaluación docente, así como a acatar la reforma educativa en su conjunto y, en particular, a aquellos de sus componentes relacionados con la obtención de datos sobre el sistema educativo en la entidad.

A continuación un listado de algunos de los pocos datos disponibles sobre el sistema educativo en Oaxaca:

•Oaxaca ocupa el penúltimo lugar en años de escolaridad a nivel nacional con 6.9 años en promedio contra 8.6 años de promedio nacional (Censo 2010). Chiapas es el último con 6.7 años.

•Porcentaje de la población de 15 años y más en Oaxaca en rezago educativo (Censo 2010): 52.1 por ciento; promedio nacional: 40.7 por ciento.

•Porcentaje de alumnos de educación básica de Oaxaca participantes en ENLACE, 2006-2013: 2006 = 0.5 por ciento; 2007 = 29.2; 2008 = 34.3; 2009 = 6.2; 2010 = 0.6; 2011 = 0.6; 2012 = 0.8; 2013 = 0.8.

•Resultados ENLACE 2008 3º a 6º de primaria (edición de la prueba para la que contamos con mayor número de observaciones). Porcentaje de alumnos en nivel insuficiente en español = 31.1 por ciento y matemáticas = 31.6 por ciento. Promedios nacionales de porcentaje de alumnos en nivel insuficiente ENLACE 2008: español = 20.8 por ciento y matemáticas = 22.8 por ciento.

• Resultados de alumnos en Oaxaca en la prueba PISA 2009 (por oposición de la Sección 22, Oaxaca no participó en PISA 2012): 4º lugar más bajo a nivel nacional en lectura y 5º lugar más bajo de todas las entidades federativas en matemáticas.

•Resultados ENLACE 3º de media superior 2014. Porcentaje de alumnos oaxaqueños en nivel insuficiente: matemáticas = 28.6 por ciento y comunicación (español) = 21.8. Promedio nacional en nivel insuficiente: matemáticas = 26.6 por ciento y comunicación = 19.1 por ciento.

•En 2013 sólo 123 personas se presentaron al concurso de oposición para el ingreso al servicio docente.

•En 2012 sólo 113 docentes se presentaron a la Evaluación Universal: menos de 1.0 por ciento del total de docentes.

•Solamente seis de cada 100 maestros de primaria y dos de cada 100 en secundaria han acreditado los exámenes nacionales de 2008 a 2010 (ENAMS).

•Como producto de los paros y plantones de la Sección 22 del SNTE (CNTE) a lo largo de los últimos diez años, los niños oaxaqueños han perdido 1.6 ciclos escolares completos.

Según el gobierno de Oaxaca, 92 por ciento de los funcionarios activos de la IEEPO fueron nombrados por la Sección 22 del SNTE (CNTE). En ninguna otra entidad federativa del país se presenta una situación similar.

• Entre 2008 y 2013 la Auditoría Superior de la Federación encontró que el monto de irregularidades en el IEEPO ascendía a tres mil 93 millones de pesos.

Falta, evidentemente, mucha información. Necesitamos saber, por ejemplo y para empezar, cuántos maestros hay en la entidad, pues en relación a este asunto contamos con tres cifras, muy dispares entre sí. Así, y de acuerdo a la información pública más reciente disponible, el número total de maestros de educación básica en Oaxaca es, según la SEP de alrededor de 51 mil, según el IEEPO de 81 mil y, de acuerdo a la nómina de 98 mil.

También urge conocer cuál es el estado de la infraestructura de las escuelas en la entidad, el nivel de logro de sus estudiantes y el nivel de calidad de su planta docente. Todo ello, a fin de disponer de los elementos mínimos indispensables para comenzar a diseñar un plan inteligente e integral para acometer la gigantesca tarea de mejorar el acceso y la calidad de la educación que reciben los alumnos oaxaqueños.

Un primer conjunto de resultados que cabría exigirle a la decisión de la semana pasada de recuperar la rectoría del Estado en materia educativa en Oaxaca debiera incluir, por ejemplo, el levantamiento del censo educativo en la entidad y la participación de sus docentes en los procesos de evaluación de aquí en adelante. Por ahí podríamos empezar.

Agradezco a Alberto Serdán del PIPE/CIDE su apoyo para la elaboración de este artículo.

Twitter: @BlancaHerediaR

También te puede interesar:
Regresa Oaxaca a México
Las élites que nos hacen falta
Consumir en México: ineficiencias, engaños y maltratos sin fin