Opinión

Lo que pierde Trump

   
1
   

    

TRUMP

Con su decisión de no continuar con el programa de regularización para los jóvenes conocidos como soñadores, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), Donald Trump y la sociedad estadounidense perderá una nutrida contribución económica, social y cultural de este grupo de cerca de un millón de inmigrantes educados y productivos.

Trump prometió en campaña acabar de manera inmediata con DACA. Y efectivamente, está arremetiendo contra todo logro de su antecesor, Barack Obama. El mayor acierto migratorio de Obama fue DACA, un programa realizado por orden ejecutiva ante la inacción del Capitolio en materia migratoria. En sus cinco años de existencia, ha permitido a cerca de 800 mil jóvenes (de un universo total de 1.3 millones) salir de las sombras de la ilegalidad. Y se calcula que 80 por ciento es de México, 620 mil mexicanos soñadores.

La mayoría de estos jóvenes llegaron a Estados Unidos con una edad promedio de seis años y hoy tienen entre 16-35 años. La mayoría vive en el estado de California, 223 mil, con una gran concentración en Los Ángeles; el segundo estado con más soñadores es Texas, con 124 mil.

DACA ha consistido en registrarse ante el Departamento de Justicia para obtener un estatus legal temporal, de manera que desde 2012 este cuantioso grupo de jóvenes se ha incorporado de lleno a las labores económicas y educativas.

Trump señaló, al arrancar la semana, que dejaba en manos del Congreso la decisión de continuar o no con el DACA. Su explicación es que el programa fue una argucia ilegal de Obama, pues no estaba avalado por el Congreso, poder que tiene la última palabra en materia migratoria. Pero al dejar DACA en manos de un Congreso disfuncional como el actual, el consenso entre analistas, pro y antiimigración, es que en seis meses el programa será eliminado.

¿Qué pierde Estados Unidos sin ese grupo de inmigrantes soñadores?

Un estudioso de la migración, Tom Wong, profesor de la Universidad de California, San Diego, ha evaluado a través de una serie de encuestas las aportaciones de los soñadores que se acogieron a la medida. (www.tomwongphd.com/research). Según Wong, en cinco años DACA ha sido un vehículo extraordinario para mejorar las vidas de los soñadores y sus familias. Alrededor de 91 por ciento de los soñadores tiene empleo y 97 por ciento tiene empleo o está estudiando.

Los ingresos de los soñadores también han mejorado visiblemente con su regularización. El 84 por ciento de los soñadores señala que su salario ha mejorado. Con mayor salario, los soñadores contribuyen decididamente a la bonanza económica de Estados Unidos en lo local, estatal y federal. Además, 5.0 por ciento de los beneficiados por DACA han establecido su propio negocio. Sólo 3.1 por ciento de la población general inicia un negocio propio.

La decisión de Trump, además de lastimar en lo personal a todos los soñadores, afectará a la economía del país y el nivel de empleo. Según The Center for American Progress, centro de investigación basado en Washington D.C., el PIB estadounidense podría disminuir hasta por 460 mil millones de dólares en la próxima década, pues cerca de 700 mil empleos podrían perderse.

La encuesta del profesor Wong también muestra que el poder adquisitivo de los soñadores se ha incrementado notablemente.

El 65 por ciento de ellos ha comprado su primer coche y 16 por ciento su primera casa.

DACA fue un excelente instrumento para insertar de lleno a los soñadores en la economía y sociedad de Estados Unidos. Libres del miedo a la deportación y con la posibilidad de ser empleados legalmente, simple y sencillamente, florecieron.

El anuncio de Trump y seguramente el rechazo de los conservadores del Congreso a legislar un nuevo DACA, va en contra del espíritu de Estados Unidos que ha sido un gran crisol de inmigrantes.

En conclusión, Trump está debilitando al tejido social estadounidense. En agosto no supo condenar a grupos supremacistas blancos, generando una animosidad racial que no se veía en décadas. Esta semana rechazó a un grupo privilegiado de inmigrantes, porque habían sido favorecidos por Obama, pero también quiere dejarlos fuera porque su gran mayoría son mexicanos.

Twitter: @RafaelFdeC

También te puede interesar:

El peligro de ser Trump
Lectura de la llamada
McCain, caballero republicano