Opinión

Lo que no se vio

Ayer, en el evento en que el presidente Peña anunció la nueva estrategia en materia de seguridad, se presentaron pequeños detalles que resultaron muy interesantes.

1.- No se vieron por allí a los dirigentes de los dos principales partidos opositores: Ricardo Anaya y Carlos Navarrete. El segundo había dejado saber que no iría, pues no sabía de qué se trataba el anuncio.

2.- A alguien se le ocurrió que era buena idea sentar juntos a Carlos Slim y Ricardo Salinas. Por un buen rato, los vecinos de asiento no se dirigieron, ya no la palabra, ni siquiera las miradas. Ya después terminaron conversando.

3.- Uno de los saludos más efusivos del presidente Peña fue a Don Lorenzo Servitje, quien con sus 96 años recién cumplidos llegó al evento de Palacio y estuvo atento a todo el discurso.

4.- Ya estaba sentado casi todo el gabinete antes de que iniciara el evento, pero llegaron al final, acompañando al presidente Peña, los secretarios Luis Videgaray y Miguel Osorio Chong, así como el jefe de la Oficina de Presidencia, Aurelio Nuño. ¿Señales?

Radiodifusores en corto

Más tardó Édgar Pereda en llegar a la presidencia de la CIRT, que en empezar a cambiar las reglas para la industria.

Para susto de algunos radiodifusores, ayer mismo se acordó con Gabriel Contreras, presidente del IFT, reducir a 400 Khz la separación entre las estaciones.

Si bien esto significa que podrá haber oportunidad para que haya migración de las AM a FM, en la banda que hoy es más importante, puede haber hasta el doble de competencia.

Y el asunto va a dividir en serio a la industria.

Chamba extra

Si algunos legisladores ya habían hecho maletas para el puente “Guadalupe-Reyes” y preparaban viajes a sus entidades, seguramente van a tener que cambiar sus planes.

Algunas de las iniciativas anunciadas por el presidente Peña llegarán el lunes. Quizás algunas a diputados y otras a senadores.

Lo que es un hecho es que la sociedad espera que no se la vayan a tomar con calma y vayan a querer convocar a un extraordinario para el 15 de enero, o algo así, con tal de que no se vayan a echar a perder sus vacaciones.