Opinión

Lo que (no) presumirá Peña en el Informe

  
1
  

  

Informe presidencial. (Especial)

Este año… ¿los avances en la implementación de la reforma energética le van a alcanzar al presidente Enrique Peña Nieto para impulsar su penúltimo Informe de Gobierno? Seguramente sí, y lo llenarán de cifras históricamente masticadísimas, pero aquí un par de reflexiones.

Con todo y que en materia de gasolinas se han extendido más de 200 permisos de importación, y diez empresas privadas ya traen su combustible directamente de Estados Unidos, el precio se mantiene igual en las zonas ya liberalizadas de la frontera mexicana, pues hasta el momento Pemex sigue (y seguirá) siendo el único suministrador como consecuencia de los retrasos en las temporadas abiertas por las que Pemex cederá parte de su capacidad instalada de transporte y almacenamiento a privados. El mercado abierto y libre que deberá estar operando en 2018 se ve cada vez más lejano.

En materia eléctrica podemos decir que las subastas ya tienen dentro a 34 empresas que invertirán seis mil 600 millones de dólares en proyectos de energías limpias, para los cuales tuvo que salir al quite la banca de desarrollo porque los ganadores ofrecieron energía tan barata que, al momento de pedir financiamiento, las instituciones privadas simplemente se negaron. A la par, las tarifas de la CFE no paran de crecer, recordemos el escandaloso aumento de 92 por ciento en las tarifas industriales de marzo, entre otros, con la justificación de que el gas natural cuesta más, como si fuera la única fuente de generación. Todo esto empujando a las empresas a buscar más opciones, mismas que están atoradas en eslabones como la generación distribuida y la interconexión.

En exploración y producción la bolsa ha sido grande. La inversión comprometida ronda ya 57 mil millones de dólares, 56 empresas y 49 contratos, más la estrategia de aceleración que se viene. Aquí valdría la pena destacar la necesidad de darle certeza jurídica a los proyectos y garantizar que el manifiesto de impacto social y ambiental no se convierta en una pesadilla, además de la corrupción rampante que podría amenazar a una de las pocas piezas del rompecabezas energético que pudo embonar sin tantos ajustes en este quinto año del gobierno de Peña Nieto.

SIN CONTRATOS EN PEMEX
Después de que la oficina de Javier Hinojosa Puebla decidiera que Pemex Exploración y Producción (PEP) dejara sin contratos a 90 por ciento de sus proveedores, la problemática del pago se agudiza cada vez más. Los mismos contratistas señalaron en este espacio que antes, durante 2015 y 2016, fueron prácticamente obligados a aceptar condiciones no pactadas de origen en sus contratos como descuentos de hasta 15 por ciento y condiciones de pago de entre 90 y 180 días.

Ahora, Hinojosa Puebla estableció 'La Guía para la Gestión y Autorización de Flujo de Efectivo', con lo que centralizaron los pagos de los activos de producción al corporativo, y ahora todo será controlado por la Subdirección de Administración de Portafolio de PEP, a cargo de Luis Ramos Martínez, y por su equipo de trabajo conformado por el gerente de Programación y Evaluación Operativa, José Luis Uribe, y sobre todo por Cintya Karina Carranza Torres, coordinadora de Gestión Presupuestal, quien es la que realmente decide a quiénes pagar.

El horno no está para bollos. Apenas la semana pasada el precandidato de Hacienda prometió que la producción de crudo repuntaría el siguiente año electoral, pero si no se apoya a la principal empresa productora del país, además de otros factores, la meta se ve difícil.

AÚN ESTÁS A TIEMPO, ALFREDO
Hoy se tiene programada la “Notificación del resultado de la evaluación técnica y apertura de propuestas económicas” de la polémica licitación PEP-CAT-S-GCSEYP- 00045126-17-1, referente a “Servicios de compresión de gas Ca-Ku-A1”, donde CN Energy Servicios, Dragados Offshore y Grupo R están compitiendo por un contrato de mil millones de dólares. Después de la declinación de Slim y de su consorcio, parece que el camino se va librando de obstáculos para la empresa CN Energy Servicios que inexplicablemente continúa en la contienda. Habrá que esperar y poner especial atención al trabajo de la Gerencia de Contrataciones para Servicios a la Explotación y Perforación, a cargo de Arturo Alfredo Musalem Solís, quién tiene en sus manos la evaluación técnica de las propuestas.

La Dirección de Procura de Pemex quedaría mejor parada si declara desierto el proceso en vez de darle tremendo contrato a una empresa creada apenas en enero pasado. Más aún, existe una obligación implícita para Hinojosa Puebla, mandamás de PEP, de garantizar que este contrato sea asignado a una empresa seria y que pueda afrontar un proyecto de tal magnitud y evitar que se repita la historia de lo sucedido con la plataforma Agosto 12, cuyos retrasos de más de un año en la prestación del servicio de compresión de gas causaron daños cuantiosos a la paraestatal, y curiosamente la empresa involucrada pertenece al grupo empresarial del mismo dueño de CN Energy Servicios.

Twitter: @Atzayaelh

Correo:
atorresh@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Nueva crisis petrolera a la vista
​¿Por qué Slim dejó pasar un contrato de 1,000 mdd con Pemex?
​El primer rescate de la reforma energética