Opinión

Lo que México necesita

1
     

     

Jaime Rodríguez

México no se queda atrás en el surgimiento de los nuevos movimientos sociales, primordialmente encabezados por la ciudadanía. Una prueba de ello es lo que ha acontecido en las pasadas elecciones intermedias del 7 de junio; en ellas hubo sin duda una figura novedosa que nació ante los reclamos y protestas derivadas de la crisis de representatividad que se ha padecido en la democracia mexicana lo que motivó la reforma política en la que se incluía a las candidaturas independientes. Por ello, se modificó en el sexenio del expresidente Felipe Calderón Hinojosa la fracción segunda del artículo 35 constitucional (decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el jueves 9 de agosto de 2012).

Y en esta administración del presidente Enrique Peña Nieto se continuó con la promulgación de la reforma política. Es por ello que también se modificó el artículo 116 constitucional para dotar a las entidades federativas de las hoy tan mencionadas candidaturas independientes (decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el viernes 27 de diciembre de 2013).

Uno de los aspectos positivos de estas candidaturas es que han venido a oxigenar la democracia mexicana y dan una esperanza de que las cuestiones políticas o las cosas de gobierno puedan resultar mejores y más cercanas a la ciudadanía. El fenómeno de las candidaturas independientes dio un golpe a los partidos políticos tradicionales PRI, PAN y PRD.

Un ejemplo de ello es en Nuevo León, donde Jaime Rodríguez El Bronco obtuvo la impactante cifra de 941 mil votos, los cuales lo colocan como la figura política más votada en la historia de Nuevo León, e incluso obtuvo más votos que en las elecciones presidenciales de Vicente Fox Quesada en el año 2000 con 760 mil votos y en la de Felipe Calderón en 2006 con 865 mil.

El éxito electoral obtenido en las candidaturas independientes ha hecho que lleguen las descalificaciones sin fundamento, pues argumentan que El Bronco, por haber sido miembro del Partido Revolucionario Institucional hace unos años, es un priista disfrazado de candidato ciudadano y que su pasado lo hace más priista que ciudadano, pero se les olvida que la esencia de las candidaturas ciudadanas es que se distinguen porque no son promovidas o auspiciadas por partidos políticos, ni son postulados por ellos, y en el caso de Nuevo León hubo una candidata del PRI, Ivonne Álvarez, que contendió dignamente abanderando al PRI, además del apoyo que tuvo del todavía gobernador Rodrigo Medina.

Otros candidatos ciudadanos que también hicieron historia son: Manuel Clouthier Carrillo, Alfonso Martínez Alcázar, Luis Antonio Che Cu, Pedro Kumamoto y Lorena Canavati Von Borstel.

Lo positivo es que las candidaturas ciudadanas o independientes ya cobraron realidad en el sistema político mexicano y, sin duda, será una de las figuras que competirá por la presidencia de la República en 2018 ya que a pocos días de su éxito ya salen las voces destapando a ciudadanos reconocidos como Jorge Castañeda, Juan Ramón de la Fuente, y si hay división en el PAN o falta de acuerdos, irá por su lado ciudadano Margarita Zavala quien ya se destapó públicamente. Ante los reacomodos que habrá en el PRI están Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Aurelio Nuño y el todavía gobernador de Querétaro, José Calzada. En el PRD se vislumbran a dos posibles: Miguel Ángel Mancera y Graco Ramírez. Por último, el emblemático líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Y si a ello le agregamos que parte de la ciudadanía está descontenta con los partidos tradicionales, de ahí su pérdida de simpatizantes en esta elección PRI (menos 1,170,809 votos comparado con la elección de 2009) y PAN (menos 1,334,911 votos comparado con igual año), además de que algunos medios de comunicación y banqueros de la vieja guardia preferirán a un candidato ciudadano en la silla presidencial que al propio Andrés Manuel López Obrador.

Así los escenarios, hagan sus apuestas y trifectas, pues habrá varios caballos independientes y broncos en la carrera que ya empezó por la presidencia de la República.

Twitter: @UlrichRichterM