Opinión

Lo que los maestros
están aprendiendo

 María Teresa Aguilar Álvarez Castro*
1
 

 

Rubén Núñez, líder de la Sección 22, en la ceremonia de inicios de clases del ciclo 2014-2015. (Cuartoscuro)

Todos podemos recordar a un maestro que haya colaborado en hacernos mejor persona, que nos haya abierto la mente al conocimiento, que nos haya enseñado a “aprender a aprender”, que nos haya exigido y logrado que diéramos más de lo que nosotros esperábamos o suponíamos que podíamos hacer, que nos haya enseñado con su ejemplo el valor de la puntualidad y de la responsabilidad. Esos son los verdaderos maestros. Desgraciadamente, en México la palabra maestro ha perdido todo su significado.

Hoy cuando hablamos de maestros lo primero que se nos viene a la mente son personas fuera del aula en marchas, bloqueos, lastimando a otros, quemando cosas que no son suyas, denigrando a seres humanos. Eso es penoso y preocupante, porque nosotros como adultos podemos razonar que eso no es lo que debieran ser por tener referencias objetivas de lo que sí debiera ser un maestro, pero ¿y los niños de ahora?, ¿qué va a significar para ellos en el futuro la palabra maestro?, ¿qué consecuencias va a tener en su futuro el ver que los “maestros” son los que lastiman y protestan de manera violenta?

Hay que poner un alto, no sólo por nuestros niños, sino por los verdaderos maestros que han visto día con día que se denigra una de las profesiones más nobles e importantes del ser humano.

Porque, ¿qué puede sentir un verdadero maestro al ver que uno de sus líderes sindicales, el señor Rubén Núñez, gana cien mil 164.86 al mes?, según las cifras oficiales que pueden ser consultadas por todos en https://www.sep.gob.mx/es/sep1/OAXACA_1T2015 ¿Qué puede pensar un verdadero maestro de Oaxaca que gana 19 mil 875 pesos al mes y que tiene que caminar horas para llegar a su escuela de ida y de regreso, que en las tardes o en sus tiempos libres califica exámenes y se prepara para dar su clase, de que el Señor Núñez gane en su función como “maestro” cinco veces más que él?, ¿qué puede aprender un maestro que todos los días va a dar clases, respecto a que el señor Núñez no se presente en su escuela durante sesenta días hábiles o más y nadie le descuenta el sueldo y gane cada día mucho más que él?

Los maestros también aprenden. Lo que el gobierno les está enseñado a los maestros es que resulta más redituable abandonar a los niños y dedicarse a bloquear ilegalmente, causar temor, quemar, “dar lecciones” cortando el pelo, lesionar y cobrar un salario público como maestro por ello. Que para el Estado es más importante y valioso alguien que se dedica a esas cosas que el que se dedica a enseñar, pues le paga más.

Si nosotros como sociedad nos quedamos callados, también avalamos esto que los maestros están aprendiendo. Por eso, en Mexicanos Primero queremos revertir esta situación, y estamos haciendo todo lo que el derecho y las instituciones nos dan para poner un alto, tanto a los líderes sindicales que se dedican a romper la ley como a los servidores públicos -estatales y federales- que “se hacen de la vista gorda”, se echan la bolita en materia de responsabilidades y dejan de aplicar la ley como es su obligación. Un alto a que los servidores públicos usen nuestro dinero, no el suyo, en pagarles más a quienes menos se lo merecen.

La situación del señor Núñez no es la única, pero sí es ejemplar. La ciudadanía tiene que empezar a enseñar a los “maestros de a mentiras” que hay instituciones que están para salvaguardar los derechos de los olvidados en este asunto: los niños. Hay que enseñar que tiene consecuencias negativas violar la ley, que no siempre los funcionarios públicos y los líderes corruptos pueden librarse de esas consecuencias, que el que la ley en este país se viole de manera constante, no significa que sea lo correcto ni lo que nos convenga a la larga a todos. Hay que enseñarles que el ser un verdadero maestro vale la pena.

Por encima de todo, hay que enseñarles y demostrarles a los verdaderos maestros que sí nos importan.

* La autora es coordinadora de Estudios Jurídicos de Mexicanos Primero.

Twittrer: @Mexicanos1o

También te puede interesar:

Días sin clase
Que el presidente vaya al Congreso
El director escolar: “La preparación, lucha y caminar son permanentes”