Opinión

Lo que le faltó a Trump
el viernes

 
1
 

 

Lo que le faltó a Trump el viernes.

Mi madre vacacionaba durante octubre de 2015 en las costas de Jalisco, por eso recuerdo bien lo que se decía en esos días del huracán más fuerte que golpeó a México.

Esto dice Wikipedia: “El huracán Patricia fue el ciclón tropical más intenso jamás observado en el hemisferio occidental en términos de presión atmosférica, y el más fuerte a nivel global en términos de viento máximo sostenido”.

El violento impacto causó pérdidas, lamentablemente. La fuerza del fenómeno contenido por la geografía nacional ocasionó un impacto mucho menor al esperado.

No es tiempo de ser ilusos y pensar que no nos impactará un huracán político. Vienen vientos en contra.

No obstante, lo que comunicó el viernes el presidente estadounidense Donald Trump dista de dibujar los niveles de daño que esperaba el mercado.

Un dato avala tal percepción: el dólar bajó de precio 36 centavos el viernes. El peso mexicano fue la moneda que más se apreció ese día, en todo el mundo.

Hablé con Isabella Cota, especialista de Bloomberg en la materia. Rescato tres de sus términos: protect, incremental news y risk.

Mi interpretación: Trump habló de proteger a Estados Unidos del mundo, pero no mencionó a México. No aumentaron las malas noticias y quienes negocian pesos en el mundo ya incluyeron recientemente todos los males que pueden montar sobre la moneda nacional.

Sin malas noticias adicionales, el peso sólo tiene una ruta estable o ascendente.

Los seis documentos emitidos ese día por la Casa Blanca que ilustran lo que pretende Trump con su America First sí mencionaron que su país renegociará el TLC con Norteamérica, algo que ya sabíamos. También que nos construirá un muro con vista a Reynosa. Nada nuevo.

Pero ni en el discurso ni en los comunicados fue incluida una esperada propuesta de cambio fiscal que castigue importaciones, independientemente de aranceles.

Tampoco anunciaron castigos a las remesas de paisanos.

Llegó pues el 20 de enero y ya sabemos que al menos ese día, Trump no anunció medidas específicas oficiales que ilustren la catástrofe anticipada para esa fecha.

Curiosamente sí hubo mensajes que pueden generar un vago optimismo.

Tomemos éste del documento “America First Energy” https://www.whitehouse.gov/america-first-energy

“La administración Trump apoyará la revolución del gas y del petróleo de lutitas para llevar trabajo y prosperidad a millones de estadounidenses”.

Muchos de esos hidrocarburos se producen en Texas y estos alimentan crecientemente los motores usados por CFE para generar electricidad en México.

Mientras más gas haya, menor precio ofrecerán.

“Usaremos los ingresos de la producción de energía para reconstruir nuestras carreteras, escuelas, puentes e infraestructura pública”.

Todo eso requiere cemento. Cemex, a cargo de Fernando González, tiene 14 por ciento de la capacidad de producción de ese material en Estados Unidos. La acción de la empresa subió de precio 4.5 por ciento sólo el viernes.

“Energía menos cara impulsará la agricultura estadounidense, también”. Ya electo, Trump dijo que su muro tendrá puertas y a través de ellas pasarán legalmente trabajadores para trabajar en el campo.

Ignoro si Trump causará una catástrofe para México. Sé que no la inició el 20 de enero.

Nota al calce: La fuerza mostrada el sábado por mujeres de todo el mundo sí es un bálsamo de optimismo respecto de la vigilancia que tendrá Trump hacia su administración.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
La actitud de Carlos Slim frente a Trump
Detrás de la ronda petrolera de hoy
La vuelta al dólar en dos años