Opinión

Llegó el informe y la CNTE no se va


 
 

Prepárese.
 
Lo más probable es que el próximo lunes, desde muy temprano, veamos escenas de lamentable y feroz violencia en el Distrito Federal con motivo del mensaje que habrá de enviar el presidente Enrique Peña Nieto en el marco de su Primer Informe de Gobierno.
 
No solo serán los militantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE, quienes tomen las calles para protestar.
 
Se espera que a ellos se unan los miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas, YoSoy132, estudiantes de la UNAM, Movimiento de Rechazados Universitarios, Anarquistas, Atencos, etcétera.
 
¿Por qué?, ¿por qué no? Y es que la ocasión es propicia y el momento delicado. Hemos llegado el primer informe de gobierno del sexenio de Enrique Peña Nieto arrastrando al Pacto por México como un instrumento que ha logrado mucho diálogo, muchos acuerdos en la mesa, muchas horas de estira y afloja, pero pocos resultados concretos.
 
El problema es que por intereses partidistas, por un lado, y por no romper la frágil cohesión en torno del pacto, por el otro, se fue ‘pateando el bote’ de las reformas hasta ésta última parte del año, cuando todo se agolpa y se complica.
 
Tanto el gobierno, como los partidos dicen que se aprobará a como dé lugar la parte más importante de la reforma educativa, es decir, la Ley General del Servicio Profesional Docente, que es la principal protesta de los militantes de la CNTE, a quienes me niego a llamar maestros o profesores.
 
Pero lo cierto es que, hasta hoy, la partida la van ganando los rijosos. La violencia, la amenaza y el chantaje de la CNTE ha podido más que la prudencia y la política.
 
Muchas sospechas apuntan al gobierno de Oaxaca como el principal financiador de la CNTE, por lo menos de la sección 22, la más beligerante. Gabino Cué, el gobernador, lo ha negado.
 
También hay quien afirma que un exgobernador oaxaqueño es un muy importante patrocinador de la disidencia magisterial.
 
Gabino Cué apareció en la televisión para reconocer que la casa que usan los rijosos durante su estancia en el Distrito Federal es del gobierno de Oaxaca.
 
¿A honras de qué Gabino Cué permite que una propiedad del estado de Oaxaca sea usada por quienes violan impunemente la ley y mantienen sin clases a un millón 300 mil niños oaxaqueños?
 
Y no solo eso. No ha sido claro, ni determinante en torno al pago de los rijosos que no trabajan, pero sí cobran.
 
Pero no es el único. Hay otro gobernador sospechoso de estar detrás del financiamiento a la CNTE y que simplemente ha ocultado la cara.
 
Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, está también bajo la mirada de quienes aseguran que de su gobierno ha salido parte del dinero que sostiene la protesta de la CNTE en el Distrito Federal.
 
El argumento es simple, otra de las secciones más activas de la protesta proviene precisamente de Chiapas. Y la pregunta que muchos se hacen es: ¿porque Manuel Velasco no hizo algo para impedirlo?
 
Está claro que se trata de una crisis que debe resolver el gobierno federal. Está claro que algunos de sus funcionarios, así como diputados y senadores han sido rebasados por el conflicto. Veremos si son capaces de resolverlo antes de que sea demasiado tarde.
 
Por cierto...
 
Hoy Juan Gabriel celebra 40 años de carrera artística con un gran concierto en el Palacio de Bellas Artes. El ‘Divo de Juárez’ festejará a lo grande.
 
Ya que hablamos de Ciudad Juárez, gran golpe al narco la captura de Mario Núñez Meza, alias el ‘M-10’, de los hombres más cercanos a Joaquín Guzmán Loera, el ‘Chapo’, responsable de más de 300 asesinatos y de sobornar a autoridades de Estados Unidos para introducir droga en su territorio.
 
Muy buenos resultados está dando el Programa de Apoyo al Transporte para Estudiantes en Jalisco. Cerca de 155 mil estudiantes beneficiados en un estado que ocupa el tercer lugar nacional en deserción escolar.
 
Hasta el lunes.