Opinión

Liderazgo con moral

 
1
 

 

Bandera de México (Cuartoscuro)

La semana pasada se presentó en México el libro El líder, el maestro y tú, de Sion Guam Lim, sobre su experiencia como servidor público y forjador de Singapur. El texto es lectura obligada para políticos y dirigentes empresariales de México. La mística, el sentido de propósito y la concepción del servicio (público y privado) en Singapur distan mucho de ser los que rigen en nuestro país.

Sus lecciones son relevantes y útiles para el momento que vivimos, en el anhelo de convertirnos en un país moderno, sin inequidad, injusticia e ilegalidad. Liderazgo, dice Liu, implica hacer que las cosas cambien. Un líder no estorba. Si el cambio tiene una dinámica propia, el líder se hace a un lado, no es una “parada más” y lo dilata. El líder impulsa cambios positivos para la sociedad.

Liu explica los cuatro principios con los que construyeron las instituciones de Singapur: (1) ser líder es clave; (2) reconocer el trabajo y trabajar por reconocimiento; (3) pertenencia y oportunidades para todos; (4) anticipar el cambio y mantenerse relevantes.

Estos principios tienen implicaciones sociales profundas. Un compromiso inquebrantable con la meritocracia, integridad y honestidad de sus servidores públicos. La exigencia del gobierno por ganarse la confianza de sus ciudadanos, promoviendo derechos y obligaciones claros, iguales y accesibles para todos, sin privilegios para unos cuantos. La necesidad de estar al día, de innovar y de adecuarse al contexto. El sentido de urgencia para estar en la cumbre de la ola. De ahí el propósito central del libro: entender liderazgo con una dimensión moral. Por ello y para eso un líder debe gozar de confianza de la población que comanda.

La confianza entre líderes políticos, económicos, sociales y los ciudadanos, es un ingrediente indispensable para que la sociedad funcione de manera apropiada y eficiente. La confianza, apunta Liu, le permite al gobierno tomar decisiones difíciles en tiempo de crisis. La confianza como cimiento de un gobierno que brinda prosperidad, seguridad, legalidad y justicia. ¿Alcanzaremos estos principios de hacer política en México?

Twitter:@julio_madrazo

También te puede interesar

Cartel Land

Ejemplo Guatemala

¿Y la segunda vuelta?