Opinión

Legislativo conservador

   
1
  

  

Roberto Gil Recalcó que en 2018 no habrá una candidatura competitiva en Acción Nacional si no se sabe leer el resultado de los comicios del domingo

Ocho meses después regresamos a lo mismo. En el Senado reviven la iniciativa de mariguana medicinal y una vez más dejan a un lado la propuesta original que presentó el Ejecutivo y simplemente proponen un dictamen que dejará a las familias dependiendo de los productos de Estados Unidos y que para comprarlos requerirán de receta médica.

Esta propuesta fue considerada como una simulación y un gran retroceso.

Hubo voces en contra, de todos los colores en el Congreso. El panista Roberto Gil Zuarth dijo que la iniciativa es un despropósito que se tiene que corregir, ya que no incluye los contenidos de los foros que se realizaron para analizar su descriminalización y uso medicinal.

La senadora ciudadana Martha Tagle exigió que no se dé un debate simulado y subrayó que el modelo prohibicionista ya fracasó. El diputado de Morena, Vidal Llerenas, manifestó su esperanza de que se pueda permitir el cultivo, y el perredista Fernando Belaunzarán la calificó como un grave retroceso.

Y es que una vez más, cuando no hay mucho tiempo para debatir, ya que se terminará el periodo de sesiones, vuelve a entrar este dictamen que fue modificado por la Cofepris y que prohíbe la producción y exige la compra de los medicamentos sólo con receta.

Los enfermos que requieran derivados de la mariguana tendrán que comprarlos en Estados Unidos, ya que no se permite en México la producción, explica el senador Fernando Mayans, del PRD, quien comenta que tendrán costos de entre 500 y mil dólares.

Además de que tendrán que pagar al neurólogo para que les dé la receta que les permita comprarlos, cuando en Estados Unidos se venden como suplementos alimenticios.

Pero la propuesta es tan absurda que ni siquiera permite la producción del cáñamo industrial, del que por cierto están hechos algunos asientos de los coches BMW, comenta el senador.

Es tan absurdo este dictamen después de la avanzada iniciativa que había presentado el Ejecutivo, que algunos ironizan con que las cuerdas para tender ropa tendrán que acabarse, ya que contienen cáñamo.

Y todo porque gran parte de la bancada del PRI decidió dejar solo al presidente de la República en esta iniciativa, así como en la de matrimonios igualitarios, con lo cual mostraron el conservadurismo de buena parte del Poder Legislativo.

DESMESURADA REACCIÓN
Fue impresionante la reacción que se suscitó en medios de comunicación y redes sociales, respecto al artículo de la Constitución de la Ciudad de México referente a la plusvalía.

Cercanos al jefe de Gobierno y opositores a él, reconocen que estuvo mal redactado, pero el escándalo que se generó no tuvo parangón.

El constituyente Miguel Ángel Velázquez advierte de que todo el ruido se debió a los intereses de los desarrolladores de vivienda, que hicieron toda una labor para desinformar y estuvieron detrás de las redes sociales, ya que ni estaba aprobado ni estaba totalmente discutido y explica que este tipo de regulaciones existen en Nueva York y en Colombia.

Además, como comenta el consejero jurídico de la Ciudad de México, Manuel Granados, el jefe de Gobierno reaccionó de inmediato y solicitó a los constituyentes dejar la redacción como está en el artículo 122 de la Constitución nacional.

Explica que hubo un problema de descontextualización por parte de los actores políticos, ya que se dijo que se acabaría con la propiedad privada y lo único que se buscaba era que la ciudad participe de las ganancias que ella misma produce, y que se materializan en los grandes proyectos.

Pero aterrorizaron al pequeño propietario de un departamento.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
¿Cómo lo logró Ricardo Anaya?
El PRI no debe perder el piso en el Edomex
Terrible, si crece la deportación