Opinión

Lecciones electorales

 
1
 

 

El candidato independiente Jaime Rodríguez, "El Bronco", asegura que en Nuevo León comenzará la segunda Revolución Mexicana. (Cuartoscuro)

Hace tres meses la contienda electoral a nivel federal parecía, para muchos ciudadanos y especialistas, bastante aburrida, descolorida y sin trascendencia.

Sorpresa nos llevamos todos cuando el proceso se tornó en un auténtico ejercicio de participación ciudadana, que registró niveles de votación superiores al pasado, y en algunos casos muy importantes, alcanzando niveles cercanos a 60 por ciento.

Nuevo León demostró una movilización de votos sin precedentes, donde el ganador aplastó al PRI y al PAN juntos. Jaime Rodríguez, El Bronco, tiene ahora la obligación, el compromiso de hacer un buen gobierno y convertirse en un funcionario eficiente, plural, honesto y ejemplar. ¿Podrá?

Sonora representa la victoria de Manlio Fabio Beltrones sobre un corrupto Padrés que no pudo imponer el aparato del Estado para que ganara su candidato. Lo mismo, más le vale a la señora Pavlovich hacerlo bien, porque los ciudadanos ya no olvidan, sino que castigan. Pregúntele a Ivonne Álvarez en Nuevo León.

Querétaro merece un análisis profundo y detenido. ¿Por qué un buen gobierno es reemplazado por otro partido, cuando ha habido crecimiento económico, empleo, seguridad considerable?

¿Fue el candidato? ¿Fue la campaña? Es difícil saberlo hasta no conocer los perfiles demográficos de los votantes en ese estado.

Guerrero es la rifa del tigre, donde el PRD asume la factura del caso Abarca y Ayotzinapa. Ya pagaron, ahora al PRI y al señor Astudillo les tocará la difícil tarea de demostrar que lo pueden hacer mejor, de forma más limpia, honesta y con la ley en la mano. Nada sencillo.

Michoacán representa otro de esos inmensos retos de reconstrucción de vida ciudadana, de tejido social. Le deseo mucho éxito a Silvano Aureoles, pero no puedo olvidar que su partido es en buena medida responsable de la degradación absoluta de Michoacán.

Leonel Godoy fue un desastre como gobernador y Lázaro Cárdenas fue incapaz de detener los signos de deterioro que ya aparecían en el escenario. Luisa María se derrumbó al final y al señor Chon Orihuela no le alcanzó para vencer a Silvano. Vaya desafío el de Michoacán: autodefensas, narco, maestros, comercio deprimido, éxodo ciudadano. ¿Por dónde empezar?

La ciudad de México representa una de esas lecciones capitales del proceso electoral: el PRD abusó durante tantos años de poder y de excesos, de delegados hampones, de cambios de uso de suelo, de portafolios de dinero y de extorsiones en muchas oficinas delegacionales.

Los castigaron, les quitaron ocho delegaciones y la mayoría en la Asamblea. Otro escenario que debe forzar a la antigua tercera fuerza electoral –ahora en la medianía de los que siguen– al análisis y la refundación.

No creo en los liderazgos iluminados, en los partidos secuestrados por personajes que se autodenominan los “líderes” y patriarcas. Le pasó al PRI de Madrazo, ahora al PAN de Madero, y sin duda al PRD de Los Chuchos.

Hora de cambios, de reconstrucción y pluralización, de otras voces, fuerzas y corrientes. Ya perdieron, tengan la decencia de retirarse, como lo hizo con honor y dignidad Germán Martínez en 2009.

Ganadores indiscutibles son Morena y su relevante resultado electoral. Victorias capitalinas, bancada importante en diputados, municipios contados en los estados, que todavía no alcanzan para una plataforma nacional que impulse a un vencedor a la presidencia en 2018. Tienen tres años para construirla. ¿Le alcanzará a Andrés Manuel para el 2018? ¿Tendrá la fuerza, la energía, la salud para echarse la tercera?

Aún está por verse. Y si no, ¿quién será el heredero?

Movimiento Ciudadano es otro de los grandes vencedores de la jornada. Con poco más de 6.0 por ciento de los votos, más de 25 diputados en San Lázaro lo pueden convertir en una fuerza de equilibrio y de alianza. ¿Tendrán la madurez? ¿Serán capaces de hacer política sería, con proyecto y propuesta? ¿O seguirán acomodándose a la celebridad y la corriente mayoritaria?

El Partido Verde es el gran perdedor del proceso, por su imagen deteriorada, por su reputación maltrecha. Las 11 sanciones y multas del proceso no fueron suficientes para que el propio 7 de junio, con cinismo y burla, volviera a violar la ley y lanzar una campaña de proselitismo vía Twitter. Hay pruebas de sobra, los testimonios de los implicados, la agencia y su oferta comercial.

Es hora de que actúen la ley y el INE.

Twitter: @LKourchenko

También te puede interesar:
Felipe en Venezuela
Bienvenida, Roberta
México-Brasil, nuevo capítulo