Opinión

Le tienden la cama
al gobierno

  
1
  

  

CNTE

La izquierda prepara el terreno para culpar al gobierno de lo que pudiera ocurrir con la CNTE.

El titular principal de La Jornada de ayer decía que “Gobernación rompe el diálogo con la CNTE”.

Y de ahí el PRD se colgó para decir que “es un error no buscar la manera de construir acuerdos”.

La Coordinadora fue ubicada en el papel de “víctima” de la “intransigencia” del gobierno.

De nueva cuenta tendremos a la CNTE, a un sector de la prensa y a la izquierda, en el flanco de los vándalos que gritan represión cuando se les aplica la ley por sus excesos.

Si hay violencia será “por culpa del gobierno” que “rompió” el diálogo con la CNTE.

Es un modus operandi que les ha dado resultados en reiteradas ocasiones, al poner al gobierno como el intransigente y a los maestros de la Coordinadora como víctimas de la cerrazón política.

Lo mismo hicieron con el caso de los normalistas de Ayotzinapa: ellos los secuestraron y los entregaron a sus aliados los narcos para que los mataran, y después le echaron la culpa al Estado.

Esa fue la verdad que prevaleció. Los mataron los integrantes de un grupo criminal compuesto por autoridades de izquierda y grupos delictivos, pero en la opinión pública nacional y sobre todo internacional lo que hubo fue “un crimen de Estado”.

De ese corte es la trampa política que le preparan al gobierno: cuando haya que frenar actos violentos de la CNTE, se convocará a marchas contra la “represión” de las autoridades que no quisieron dialogar.

Hay que decirlo desde ahora: fue la CNTE la que pidió imposibles al demandar la derogación de la reforma educativa, la aparición con vida de los normalistas de Ayotzinapa y aumento salarial de 100 por ciento para levantar el paro.

Incluso cuando la SEP anunció la suspensión indefinida de los exámenes de evaluación y promoción de docentes, la Coordinadora dijo que no levantaba el paro.

Gobernación lo que ha hecho es decir sí al diálogo, cuando los maestros regresen a las aulas a atender a los cuatro millones 500 mil niños que tienen sin clases desde el primer día de este mes.

Se puso un condicionamiento al diálogo: no dañen a estudiantes.

Ese diálogo, sin embargo, es un ejercicio que no conducirá a nada porque el gobierno no está facultado para negociar con la CNTE la Constitución. Ni tiene poderes extrahumanos para aparecer con vida a los normalistas asesinados en Iguala y en Cocula.

Hay una estrategia en marcha para poner al gobierno como “represor” y “autoritario” en caso de que haya violencia… por pedir a los maestros que regresen a clases para seguir hablando.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El NO del subsecretario Miranda
Manlio, Moreno Valle, AMLO… y 'El Bronco'
El PAN se hace viejo