Opinión

Le dio a Borondongo

Las disputas internas del PRI y del PAN ya se van pareciendo más a la canción de Celia Cruz. El poblano Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD, acusó al michoacano Silvano Aureoles, coordinador de los diputados perredistas, de ser mandadero de Manlio, el coordinador de los diputados priistas, por reclamarles el convertir al Senado en un “refrigerador” que congela los proyectos.

Pero el panista Luis Alberto Villarreal, coordinador de los diputados panistas, también acusó al panista, el también poblano Javier Lozano, de ser una chiva loca. Mientras el propio Lozano le dijo a otro senador poblano, el petista Manuel Bartlett, “Simón”, cuando le exigió excusarse de participar en el dictamen de la reforma de telecomunicaciones.

¿Y en todo este enredo quién es Songo, quién Mochilanga y quiénes hinchan los pies? Ah bueno, eso ya tendrá que decidirlo usted.

Chilorio power

En su gira por Sinaloa, el presidente Peña Nieto se hizo acompañar, como siempre, de su coordinador de Comunicación Social, David López, quien no sólo es oriundo de esas tierras, sino que la tenebra de los columnistas locales lo ubica como aspirante a la gubernatura.

Peña Nieto le puso picante a la grilla local.

“Y creo que cada vez que viene, señor gobernador (Malova), aquí, los políticos sinaloenses se inquietan mucho, pero no hay razón para ello. No debe haber razón, porque David está en lo suyo, trabajando en la Comunicación Social y apoyando al presidente de la República. Pero nunca mates esperanza alguna mi queridísimo gobernador”, dijo el mandatario. David López sólo sonrió.

El tacataca

En el recinto legislativo de San Lázaro, muchos legisladores regalaron sus curules vacías a la memoria del gran escritor colombiano Gabriel García Márquez. Y dicen que de Aracataca, la ciudad natal del Gabo y espejo de Macondo, más de un diputado se refirió a esta localidad como Aratacataca. De pena ajena.