Opinión

Las tormentas en BCS

La llegada de Marcos Covarrubias al gobierno de Baja California Sur tuvo como origen un juego tormentoso en las filas de la izquierda, que dominó durante dos sexenios la entidad con Leonel Cota y Narciso Agúndez; este último terminó en la cárcel.

Adherente del PAN desde 2011, Covarrubias aprovechó las aguas picadas del sol azteca y se dedicó a nadar de a "muertito" desde que asumió la gubernatura.

En los últimos cuatro años han sido los amigos y familiares de Marcos, sin experiencia profesional en el servicio público, los que se hacen cargo de la gestión a cambio de dejarlos hacer sus propios negocios. Y los sudcalifornianos, bien gracias.

Suspendan elecciones


El criterio de los senadores del PRD sigue siendo que el Mundial es un elemento distractor de la opinión pública y que la discusión de la reforma energética debe esperar otro momento.

Imagínese lo que hubiera pasado en Colombia si se hubiera usado ese criterio. De inmediato se hubiera pedido una postergación de la segunda vuelta electoral… hasta que Colombia fuera eliminada del Mundial.

Y si el candidato “uribista”, Óscar Iván Zuluaga, tuviera asesoría de los senadores perredistas, seguramente hubiera pedido un recuento de los votos para verificar cuántos de los emitidos ayer a favor de Santos estuvieron influidos por la goleada de 3 a 0 que Colombia le propinó el sábado a Grecia.

Lo bueno para los colombianos es que por allá, pese a la violencia que tuvieron por muchos años, son gente civilizada y ayer mismo Zuluaga reconoció el triunfo de Santos y lo felicitó.

Igualito que en México cuando contiende ya saben quién.

Efecto Selección


Sólo por curiosidad, averigüe cuántas reuniones de trabajo y comidas de negocios tendrán lugar mañana.

Y donde le digan que se van a reunir a trabajar a partir de las dos de la tarde, revise si no hay por allí un televisor.