Opinión

Las talentosas mexicanas detrás de Kokoro

A la historia de la gran trayectoria de la historieta mexicana no le alcanzaron las páginas para registrar el nacimiento de un suplemento de humor en la revista Sucesos para Todos, de la propiedad de Gustavo Alatriste, que llevó por nombre “El Uyuyuy” y posteriormente “El Hijo del Uyuyuy” .

Bulmaro Castellanos, 'Magú', fue el director de ambos esfuerzos en donde nacieron algunos caricaturistas como Efrén Maldonado y quien esto recuerda, quien luego dejó esa rama del periodismo.

Era la segunda mitad de la década de los años setenta, cuando inició el declive de las historietas mexicanas, la fase final de la época de oro de la caricatura mexicana y de las historietas nacionales representadas muy dignamente por series como Memín Pinguín, La Familia Burrón (Gabriel Vargas), Kaliman, Chanoc, Fantomas, Los Agachados (Eduardo del Río, 'Rius'), Lagrimas, Risas y Amor (de Guillermo de la Parra y Yolanda Vargas Dulché), entre varias otras.

En los años ochenta, primera mitad, estas series fueron sustituidas progresivamente por material importado que era más barato que el pagar a los creativos y dibujantes mexicanos.

Entre esos materiales que desplazaron al talento mexicano figuraron las historietas Manga que en 1923 tuvieron en Japón sus primeras apariciones y su expresión moderna en 1945 para iniciar su expansión internacional entre 1985 y el inicio de los años noventa.

Manga, pues, es la expresión historietista japonesa que consigue un sitio entre las más destacadas a nivel mundial al lado de escuelas como la franco-belga, y la norteamericana del cómic. La historia mundial de la historieta moderna le niega quizá un espacio valioso a la historieta mexicana.

Pero ese no es el punto, sino que unas chavitas, pero chavititas que apenas alcanzan los 20 años, han conseguido revivir la tradición de la historieta mexicana bajo la modalidad de la escuela manga en una publicación trimestral mangazine, manga latina que lleva por nombre Kokoro!, y que llevan adelante Daniella Canales Cuchí e Ilse Villegas.

Estas muchachas mexicanas, hoy cursando escuelas de licenciatura, distinguen desde hace cinco años, en su afición por el dibujo y la lectura de publicaciones de historietas extranjeras, la oportunidad de darle salida a la creatividad y talento de mexicanos arrancando un proyecto que parecía estudiantil pero que fue tomando forma hasta ser el punto de encuentro de jóvenes y adultos aficionados al dibujo estilo manga con argumentos relacionados con nuestras propias historias.

Y estas jóvenes talentosas consiguen no sólo dibujar y estructurar sus propias historias, sino también convocar al talento latinoamericano consiguiendo una respuesta que ha hecho de la revista una publicación sólida que tiene ya demanda internacional y que expresa la creatividad de quienes son capaces no sólo de imaginar una historia sino estructurarla bajo la modalidad de la escuela manga.

Lo que ellas desean es motivar a que el talento se atreva a expresar lo que quiere expresar, formular historias y darles formas gráficas que es precisamente una de las características de esa escuela manga: que quien imagina una historia también le da forma gráfica.

La escuela norteamericana fragmenta el proceso y deja en varias etapas el proceso productivo. El manga lo hace integral.

Las jovencitas mexicanas hacen convocatorias internacionales y a los mejores trabajos les garantiza salida en su publicación que se vende en varias naciones de América Latina. Es un cuadernillo con varias historias que en conjunto suman 175 páginas de muy buena calidad gráfica.

Este proyecto que fue inicialmente motivado por el gusto del dibujo, es ahora uno que rescata dignamente al talento mexicano y latinoamericano y, a pesar de que la empresa cuenta escasamente con cuatro elementos, hay más de 30 permanentemente incorporando a más y más talento de México y otras naciones de América Latina.

Tienen su área de ventas, su área de publicidad, y entre las dos mencionadas sacan adelante sus convocatorias a las que acuden una cantidad nada despreciable de trabajos como respuesta de varias convocatorias que realizan cada año con el propósito de dejar constancia de los mejores trabajos en su publicación trimestral.

Para comunicarse con estas talentosas jovencitas mexicanas cuyo esfuerzo es digno de todo aplauso a revista.kokoro@comic.com

Correo: direccion@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ